Administración de recursos financieros, técnicos, humanos y materiales en una empresa

La mayoría de los negocios familiares se crea con la idea de que el mismo los hará ricos inmediatamente, pero para que un negocio se convierta en la fuente de recursos suficiente, es necesario esperar a que el mismo se consolide como tal, por eso en un principio prácticamente todo lo que se genere deberá ser reinvertido y así hacer que el negocio sea rentable.

En un pequeño negocio, la administración de los recursos se vuelve algo más complicado, debido a que estos generalmente son escasos, por lo que se vuelve un reto para el dueño el aprovechar de una manera más eficiente los recursos con que cuenta.

De la forma en que sean aprovechados los recursos, financieros, técnicos, humanos y materiales, dependerá el futuro de la empresa, de ahí la importancia de dedicar tiempo al estudio y análisis de las formas que permitan un óptimo aprovechamiento de los mismos.

Aunque pueden existir excepciones, al iniciar un negocio los impulsores de los mismos, generalmente le ponen todo su capital, a sus negocios.

No porque quieran desprenderse de él, sino porque el negocio, pequeño y frágil, lo necesita con demasiada frecuencia. Así, que el patrimonio personal del dueño y el de su empresa se convierte prácticamente en lo mismo.

Por eso resulta de suma importancia el establecer una separación entre lo que son recursos de la empresa y lo que son recursos que forman parte de patrimonio familiar, ya que en muchas ocasiones para poder iniciar el negocio, se aportan bienes de la familia y después no se sabe cómo manejarlos, de ahí la importancia de definir desde un principio la forma en que esos bienes serán considerados, si como una aportación o como un préstamo, de esta manera se podrá establecer de manera clara cuáles son recursos de la empresa y cuáles no.

Hay que entender pues que crear un patrimonio separado al de la empresa es, después de la propia supervivencia de la empresa, un asunto que debe ser resuelto por el dueño de la misma.

Las razones por las cuales es de suma importancia hacer esto, son las siguientes:

– Tener todos los huevos en una sola canasta es demasiado arriesgado.
– Contar con un paquete patrimonial separado al de la empresa brinda una mayor seguridad a la familia.
– Efectuar la separación patrimonial, hace las situaciones testamentarias sean menos complicadas.
– Es conveniente ver, de manera tangible, cuáles son los resultados de los esfuerzos del promotor.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online