Administración en la sociedad moderna

La TGA actualmente se robustece con avances tecnológicos que la hacen ver más eficiente y necesaria en procesos importantes de las organizaciones como la toma de decisiones, la comunicación, las negociaciones internacionales, entre otros. Se ha convertido en la llave imprescindible del desarrollo de todas las naciones.

Los procesos organizacionales son más complejos, los conflictos lejos de convertirse en situaciones locales se tratan de compromisos globalizados, el comercio se convierte en una actividad internacional, se necesitan organizaciones y códigos internacionales que marquen las reglas, y los compromisos que guardan entre si los bloques económicos.

Estas actividades fuera de las instalaciones de la organización cada vez se van extendiendo más, rebasan las fronteras geográficas, no obstante, su administración puede llevarse a cabo localmente. Prueba de ello lo encontramos en el mercado electrónico, la educación en línea, las videoconferencias, las instalaciones inteligentes (el hombre nunca ha pisado el suelo del planeta Marte, pero ya llegó a él y está trabajando en zonas de su geografía física), etcétera.

Antiguamente la administración había nacido para satisfacer las necesidades de una logística encaminada hacia la productividad y el lucro, hoy en día la administración no sólo satisface estas facetas de la vida de una sociedad, sino también aspectos de mercadotecnia política y social. No deja de perder su característica universal en tiempo y espacio. Esto significa que encontramos esta práctica tanto en empresas que están en su etapa de creación, como en aquéllas empresas que están consagradas social e internacionalmente; todas ellas necesitan de un buen administrador que permita lograr los tres objetivos básicos de cualquier entidad: supervivencia, crecimiento y utilidades, aparte de los objetivos sociales y políticos.

Fuente: Administración I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Administración

Suscríbete:

who's online