Aluminio en la Arquitectura

Debido a un enorme trabajo de investigación se ha podido incrementar la resistencia del aluminio puro, metal blando y débil en su estado original, hasta poder hacer uno de mayor dureza que la del acero estructural.

Este aumento mediante tratamientos térmicos se consigue agregando al aluminio pequeñas cantidades de otros metales como: cobre, manganeso, magnesio, etc., aumentando su resistencia hasta catorce veces su fuerza original.

Obtención:

El aluminio se obtiene por electrólisis de la bauxita en criolita: símbolo químico a1, densidad 2,7,punto de fusión 658 grados centígrados.

Características:

– Es un metal blanco brillante que, en estado de pureza es muy resistente a la corrosión por agentes atmosféricos.
– Su ligereza proporciona ventajas en la construcción de fachadas y con el proceso de fabricación llamado extracción se permite mejorar la rigidez.
– Es un metal que se puede soldar con soplete y eléctricamente, o se puede remachar en frío; el proceso de extracción conduce a formas que requieren poco mecanizado posterior.
– Es muy resistente a la corrosión.

Publicado en Materiales y procedimientos de la construcción

Suscríbete:

who's online