Ambiente en la novela

El ambiente conjunta circunstancias y relaciones que, a manera de atmósfera, envuelven la acción de los personajes, Tal universo, creado en el interior de la novela, hace que ésta quede comprendida en algunos de los siguientes renglones:

Novela familiar. Ésta desarrolla acontecimientos ocurridos en el seno de un hogar común donde los personajes nacen, crecen, aman, odian, envejecen y mueren.

Su vida se endulza con placeres sencillos y se enturbia con enfermedades, descalabros económicos, separaciones o muertes, sin embargo, prevalecen ciertos valores permanentes como la lealtad, el respeto a los viejos, las tradiciones, el sacrificio de los padres, etc. Viento del este, viento del oeste de la norteamericana Pearl S. Buck ofrece un claro ejemplo.

Novela de extremos económicos. Aparecen los desposeídos, que apenas vegetan debido a la pobreza, frente a grandes poderosos.

Los valores que reflejarán estos ambientes corresponden a la fuerza del dinero, a la arrogancia de los ricos, paralela a su snobismo y sus abusos; mientras en el mundo de los desposeídos privan el hambre y la miseria, aunque también acrecientan la nobleza y la camaradería. El francés Emilio Zolá en su obra Germinal muestra este ambiente.

Novela primitiva. Es el ambiente donde reina la naturaleza, a veces amigable, las más destructora; el hombre lucha denodadamente por sobrevivir haciendo acopio de sus fuerzas y de su inteligencia. Con el mismo brío, protege a quienes dependen de él aun a costa de su propio sacrificio.

En este ambiente hostil la naturaleza devora al protagonista, quien mantiene sus ideales y llega a morir por ellos, sin importar su validez. La Vorágine de José Eustasio Rivera muestra claramente esta clase.

Novela violenta. En este tipo de obra, el individuo perece dominado por otros hombres. Se observa el combate de protagonistas contra antagonistas, sabiendo que éstos, más fuertes, numerosos, armados, usarán fríamente su ingenio para aniquilar a sus contrarios.

El ¡talo estadounidense Mario Puzzo en su novela El padrino supo recrear este mundo agresivo y cínicamente parsimonioso.

Novela de lo anormal. Un ambiente doloroso y extraño se respira en las novelas en las que habitan los incapaces de dominarse a sí mismos, como las prostitutas, los pervertidos, los drogadictos.

En este ambiente se destruyen los valores positivos consagrados por la sociedad: un niño pierde su aureola angelical y se torna en asesino glacial o una madre prostituye a sus hijos, como se cuenta en La romana del italiano Alberto Moravia.

Novela de la fantasía. En ella ocurre todo lo imposible; los escritores o recrean las aspiraciones infantiles o, y con mayor frecuencia, cuestionan valores respetados erróneamente por la sociedad.

El lector debe estar preparado a enfrentar una novela ambientada así, pues creerá que se trata de algo gracioso y risible, cuando realmente el autor satiriza el comportamiento humano, burlándose sutilmente de lo que presenta con gran respeto. Obra muy conocida es Alicia en el país de las maravillas del inglés Lewis Carroll.

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online