Antropología Social

La Antropología Social, al menos con este nombre, es la más joven de las “ciencias sociales”, la cual se relaciona con materias más viejas como por ejemplo, la historia, sociología, psicología. En base al texto de Godfrey Lienhardt, “Antropología Social”, las siguientes páginas pretenden entregar una panorámica de la disciplina desde la perspectiva de este autor Inglés.

Capítulo I.- un estudio del hombre.

La Antropología Social, al menos con este nombre, es la más joven de las ciencias sociales, pero a su vez está relacionada con materias mas viejas como la Historia y la Sociología, determinando de esta forma, que entre ellas no existe una distinción clara.

E.E. Evans-Pritchard, con respecto a que si existe realmente una diferenciación clara entre la Antropología Social y la Sociología, delimita bien este problema, mencionando por ejemplo, los distintos métodos ocupados por cada una de estas disciplina: “El antropólogo social estudia directamente los pueblos primitivos viviendo entre ellos durante meses o años, mientras que la investigación sociológica se efectúa generalmente sobre la base de documentos, en especial estadísticas”. (Evans-Pritchard, Cap. I, Antropología Social, Ediciones Nueva Visión, pp 26-27).

El interés de la Antropología es el estudio de aquellas culturas que han crecido sin una tradición de escritura, asunto que para la Historia está en contra para lograr un completo estudio o para la Sociología, que necesita un cierto grado de complejidad social o tecnológica para su interés.

Los antropólogos sociales, también se encontrarían en condiciones de estudiar sociedades mas complejas, asunto que con cuerda plenamente con E.E. Evans-Pritchard. El autor sugiere que aunque los antropólogos sociales estén en condiciones de estudiar sociedades mas complejas es bueno comenzar con aquellas que no lo son tanto para así obtener mayor conocimiento y experiencia.

Interesante lo que el autor plantea a continuación: “Los progresos antropológicos han seguido a menudo a los intereses de los gobiernos en la solución de sus problemas prácticos y morales” (Godfrey Lienhardt, Cap. I, Antropología Social, Fondo de cultura Económica, México, p. 16).

Por ejemplo, las preguntas de los colonizadores españoles con respecto a la naturaleza de los pueblos primitivos, si eran humanos como ellos o no, unos de los primeros antropólogos, James Cowles Pritchard, trató a principios del S. XIX, de utilizar métodos científicos para lograr un trato humano y justo con ellos. Propone analizar las características físicas, morales, etc., para así relacionarla con las posturas teológicas de hacer una sangre todas las naciones de la tierra.

De esta forma este antropólogo logró de establecer una suerte de relativismo y crear la fundación de la sociedad protectora de aborígenes en el año 1837. Aquí queda fundamentado lo escrito (cita) por Godfrey Lienhardt, ya que después despertó interés por crear mas sociedades de investigación como por ejemplo, La Sociedad Etnológica Norteamericana, La Sociedad Etnológica de París y la Sociedad Etnológica de Londres, todas estas instituciones se formaron después de el año 1840.

Después de esto, los estudios de carácter físico, se les llamó, Antropología Física y esta se a convertido en un tema casi autónomo, relacionado con asuntos de Biología, Anatomía, y en especial con la Genética.