La organización social

Lo que en un principio fueron grupos simples con finalidades concretas, como los colectivos de cazadores, han evolucionado hasta lo que hoy conocemos como sociedades complejas. Hoy en día, existen muchas formas de organización social, desde la familia a las asociaciones supranacionales, pasando por las empresas, los sindicatos, las asociaciones de mujeres o las organizaciones no gubernamentales, entre otras.

Los grupos
Encontrar leña para hacer fuego, cazar, pescar y buscar lugares para estar a resguardo son tareas mucho más fáciles de hacer si los seres humanos actúan en grupo.

Los grupos son unidades formadas por individuos que mantienen relaciones entre sí. Son asociaciones muy estables, sus miembros se identifican como miembros del grupo y pueden ser vistos desde fuera como tales.

Clases de grupos

Grupos primarios.
Sus miembros se comunican entre sí personalmente. Desarrollan creencias y prácticas sociales, jergas y tradiciones comunes. Son las asociaciones más universales, ya que se extienden a todos los ámbitos de la vida humana. Un ejemplo primitivo de las mismas son los mencionados colectivos de cazadores, regidos por mecanismos informales de gobierno. Los problemas derivados de sus disputas internas se resolvían dentro del propio grupo.

Grupos secundarios.
Son organizaciones a gran escala, donde las relaciones entre sus miembros son impersonales, formales y reguladas a través de la burocracia. Los conflictos no se resuelven ya en el grupo próximo, sino que se recurre a instancias superiores. Ejemplos claros de este tipo son las instituciones, las grandes empresas, organizaciones no gubernamentales y los Estados.

Las sociedades

La evolución de los grupos humanos está íntimamente unida a los problemas que tienen que resolver. La necesidad de solucionar problemas cada vez más complejos llevó a estos grupos a unirse en colectivos más amplios. Son lo que denominamos sociedades.

Los miembros de un grupo se asocian con una finalidad concreta. Las empresas son también formas de organización social.

Una sociedad es una asociación de grupos humanos que tienen en común una cultura, que han desarrollado para asegurarse una cooperación mutua en la consecución de determinados objetivos. Toda sociedad está constituida como una organización, lo que implica unas relaciones más o menos estables y determinadas entre sus miembros.

Un ejemplo de organización social básica es la familia. En ella se evidencia con claridad la diferenciación de los roles según la posición que ocupan sus miembros. La división de tareas entre el padre y la madre no es arbitraria, sino que corresponde a los patrones culturales dominantes de la sociedad a la que pertenece.

Tipos de organizaciones sociales

Los sociólogos han establecido distintas clasificaciones de las organizaciones sociales.

Comunidad tribal
Es la forma más antigua de sociedad. La comunidad tribal surge de la asociación de grupos familiares. Se caracteriza por una división del trabajo muy limitada. El objetivo de sus miembros es la subsistencia y desarrollan un tipo de propiedad comunal, donde la jerarquía social apenas está desarrollada. La comunidad tribal fue, al principio, nómada y pastoril. Con la adopción de la agricultura, estas comunidades se asentaron en un territorio, y se recurría a la esclavitud para aumentar la productividad. De la comunidad tribal surgieron el resto de las comunidades.

Comunidad asiática
Es un tipo de sociedad primordialmente rural en la que no existe la división de clases. Las tierras son propiedad del poder supremo y son cultivadas por el pueblo. En cuanto al régimen político, el pueblo no tiene voluntad de decisión y está sometido al líder de su comunidad. Países como India, México o Perú mantienen aún ejemplos de este tipo de sociedades.

Sociedad antigua
Tipo de comunidad que se constituyó mediante la unión de tribus, cuyo ejemplo clásico más evolucionado fueron la sociedad romana y la griega. Las tierras pertenecen al Estado, pero aparece y se desarrolla la propiedad privada. A la propiedad se accede a través de la participación en la vida comunal, especialmente mediante la actividad militar. En Roma, estas propiedades se reconocieron en un principio únicamente a los patricios y más tarde a los plebeyos, pero nunca a los esclavos. Este criterio de propiedad está en el origen de la aparición de las clases sociales.

Sociedad feudal
La propiedad de la tierra está en manos de grandes propietarios quienes instalan en sus tierras a los siervos, exigiéndoles unas rentas a cambio de protección. Es una sociedad muy jerarquizada, donde los siervos están “atados” a la tierra del señor feudal. La división del trabajo es muy limitada porque los siervos lo hacen todo. En las ciudades el ejemplo de esta escasa jerarquización se aprecia en las organizaciones de artesanos, donde los maestros dominaban a los aprendices y oficiales.

Sociedad capitalista burguesa
El auge del comercio centrado en las ciudades, los burgos, fue el vivero de una nueva clase social: la burguesía. La ampliación de los mercados y de los productos, gracias a los descubrimientos, convirtió a las ciudades en centros de poder frente al campo. La burguesía surgió en Flandes, los Países Bajos y en el norte de Italia, es decir, allí donde la actividad comercial y manufacturera era más importante.

Tras la Revolución Francesa, la burguesía toma el poder y se liberan las relaciones feudales que mantenían los siervos, adquiriendo todos la condición de ciudadanos. El despegue de la Revolución Industrial provocó la emigración masiva de los siervos liberados a las fábricas de las ciudades, surgiendo así el proletariado, también llamado clase obrera.

Las burguesías nacionales fueron el sostén de las democracias representativas del siglo XIX. Paralelamente, la clase obrera encontró en ideologías como el marxismo y el anarquismo modelos de liberación social. Para el marxismo, la lucha del proletariado para alcanzar su liberación tendría como consecuencia la dictadura del proletariado como paso previo a una sociedad sin clases. Si bien allí donde triunfó la revolución marxista, como en la Unión Soviética, los resultados fueron desastrosos, la aplicación de sus principios a las reivindicaciones obreras ha servido para mejorar la situación del trabajador o trabajadora y para que se reconozcan sus derechos.

Organizaciones políticas

Actualmente, la organización social compleja más importante es el Estado.

Características principales del Estado

El imperio de la ley
En los Estados democráticos, la Constitución es la máxima expresión de la legalidad. La organización del Estado y las leyes que lo constituyen tienen que someterse a ella.

División de poderes
Los Estados democráticos están constituidos por tres tipos de poderes separados.

Poder Legislativo.
El Parlamento ostenta la representación de la soberanía popular. Sus miembros son elegidos por toda la ciudadanía. El Parlamento ejerce la potestad legislativa y controla la acción del Gobierno. Dependiendo de los Estados, está formado por una sola cámara legislativa o por dos.

Poder Ejecutivo.
El Poder Ejecutivo (el Gobierno) tiene su fundamento en el Poder Legislativo (Parlamento). Su objetivo es gestionar las actividades del Estado. Está compuesto por la presidencia y los ministerios de los distintos departamentos o “carteras”. En la práctica, suele ser el poder dominante.

Poder Judicial.
Es el responsable de garantizar el cumplimiento de la ley. Controla los posibles fallos del Ejecutivo y la función del Legislativo.
Tipos de relaciones sociales

Fuente: Hiru.com – Aprendizaje Permanente