Caries o dientes picados

Resumen:

El deterioro de los dientes es la enfermedad conocida como caries, una enfermedad que puede prevenirse fácilmente causada por muchos factores. Algunos niños pueden heredar “buenos dientes” de sus padres y nunca desarrollan caries. Pero es más importante considerar que lo que el niño come determinará su probabilidad de desarrollar caries.

¿Qué es el deterioro de los dientes?

El deterioro de los dientes es la enfermedad conocida como caries, una enfermedad que puede prevenirse fácilmente causada por muchos factores. Algunos niños pueden heredar “buenos dientes” de sus padres y nunca desarrollan caries. Pero es más importante considerar que lo que el niño come determinará su probabilidad de desarrollar caries. El azúcar y el almidón de los alimentos son las sustancias que provocan daño en los dientes. Las bacterias de la boca se alimentan del azúcar y del almidón y producen un ácido que puede ir deteriorando el diente, llevando a la destrucción del mismo.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir caries?

Todos nosotros portamos bacterias en la boca que nos convierten en blanco potencial de la caries. Los factores de riesgo que colocan a una persona en un nivel de riesgo más alto para la caries pueden incluir los siguientes:

  • El consumo de alimentos ricos en dulces, carbohidratos y azúcares.
  • Los suministros de agua con poco o ningún flúor.
  • La edad (los niños y ancianos tienen un mayor riesgo de caries).

¿Cuáles son los síntomas del deterioro de los dientes y de la caries dental?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del deterioro de los dientes y la caries dental. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir manchas blancas en los dientes que aparecen primero. Luego, aparece una cavidad de color marrón claro en el diente. El color del diente se va oscureciendo progresivamente.

¿Cómo se diagnóstica la caries dental?

La caries dental se diagnostica normalmente basándose en una historia médica completa y un examen físico de su hijo. Esto puede ser realizado por el médico o el dentista de su hijo.

Prevención de la caries

Para prevenir el deterioro de los dientes y la caries es necesario seguir cinco pasos sencillos:

  • Cepille los dientes, la lengua y la encías de su hijo dos veces al día con una pasta dental con flúor, o supervísele cuando se lave los dientes.
  • Pase un hilo de seda dental diariamente por los dientes de su hijo después de los 2 años de edad.
  • Asegúrese de que su hijo siga una dieta equilibrada y limite o elimine las comidas azucaradas.
  • Consulte a su médico o dentista de su hijo sobre el uso complementario de fluoruro y, o de selladores dentales para proteger los dientes de su hijo contra la placa bacteriana.
  • Programe una limpieza y un examen dental de rutina (cada 6 meses) para su hijo.

Tratamiento de la caries

El tratamiento específico de la caries será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la gravedad de la enfermedad
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias, las expectativas para la evolución de la enfermedad ,su opinión o preferencia

El tratamiento, en la mayoría de los casos, requiere eliminar la caries y reemplazar la sustancia perdida del diente con un empaste.

¿Qué son los empastes?

Los dientes afectados por el deterioro de los dientes (caries) requieren empastes. Existen varios tipos de empastes, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Amalgamas dentales, también conocidas como empastes plateados; están compuestas por una mezcla de mercurio (del 45 al 50 por ciento) y una mezcla de plata, estaño y cobre (del 50 al 55 por ciento). Cuando se combina con los otros materiales en una amalgama dental, la naturaleza del mercurio cambia. Recientemente, han surgido controversias con respecto al mercurio en las amalgamas dentales. Algunos dentistas afirman contundentemente que las amalgamas de mercurio existentes deben retirarse y reemplazarse por sustitutos. Otros dentistas creen que no hay ningún peligro en las amalgamas de mercurio. Consulte al dentista de su hijo para obtener más información sobre este tema.
  • Resinas compuestas, también conocida como empaste blanco. Es una mezcla de plástico del color del diente rellena de vidrio (dióxido de silicio) que se usa principalmente para mejoras de tipo cosmético en la sonrisa mediante el cambio del color de los dientes o la remodelación de los dientes desfigurados.

Otras alternativas para restablecer los dientes dañados o con caries:

  • Revestimientos de porcelana – material de cerámica que se une a la parte frontal del diente para cambiar el color, el tamaño y, o la forma del mismo.
  • Coronas – una “tapa” que cubre un diente roto o agrietado, que no ha sido empastado, y que se asemeja a la forma y tamaño normal del diente.
  • Restauraciones con oro fundido – este tipo de restauración es a menudo más costosa y puede requerir más de un accesorio dental.

Autor y Licencia de esta obra:
www.driscollchildrens.orgwww.abcpediatria.com

Licencia Creative Commons:

http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/es/