Economía actual venezolana del petróleo

Desde 1958 hasta nuestros días toda la panorámica económica en nuestro país sigue comportándose fuertemente inclinada hacia el sector petrolero. Ello significa que todavía seguimos dentro de los esquemas de una economía monoproductora, pero con tendencias hacia una variada proyección, tanto industrial como agropecuaria.

Pero, no obstante esas tendencias, siempre se manifestaron preocupaciones en torno al comportamiento del negocio petrolero a escala mundial: hoy en día sigue siendo el petróleo importante factor er la economía nacional por la fuerte entrada de divisas que ese producto nos deja de sus transacciones comerciales con el Exterior.

Mas, el paisaje macroeconómico ya no se presenta sólidamente atad a un sólo producto pues ya se ha entrado de lleno en fases de industrialización y reforzamiento de las actividades agropecuarias; ellas con el petróleo forman la base triangular para el desarrollo futuro del país .

Pero, al margen de cualquier empeño por diversificar nuestra economía, se fueron estableciendo políticas acertadas en lo referente a la cuestión petrolera y se realizaron programas para la consolidación de esa actividad. Ella es la base más firme de las entradas al Tesoro Nacional y el más alto porcentaje para la distribución de los ingresos en el plano presupuestario.

Con el establecimiento de la Organización de los Países Exportadores y Productos de Petróleo -

OPEP- se lograron normas para la fijación de los precios del crudo y se terminó con la anarquía y desleal competencia por la que se venía realizando y manejando todo lo referente a la venta del crudo Así se consolidó en Venezuela la economía petrolera, porque a raíz del nacimiento de la OPEP se lograron estimados firmes en cuanto a las entradas, por el conocimiento exacto que se tuvo de comportamiento de los precios del hidrocarburo.

Porque los objetivos precisos de la OPEP obedecen a los siguientes esquemas: regulación, coordinación y modificación de las políticas petroleras, frente a las situaciones imprevistas y a la modificación de los precios.

Con todas estas políticas el petróleo se afianzó y pasó a ser un importante factor de exportación, tal cual puedes ver en el gráfico.

Venezuela es rica en petróleo; sus reservas son enormes; está ahora en manos del Gobierno y de los técnicos de PDVSA el “saber hacer uso inteligente” del petróleo, de sus fuentes y de sus recursos.

En el Mapa que puedes ver a continuación se señalan las Cuencas Petrolíferas que tiene Venezuela en este momento. El uso racional del petróleo y de los derivados del petróleo seguirá dando a Venezuela la oportunidad de estar en los primeros puestos, en este renglón, dentro del mercado internacional.

Junto con el petróleo Venezuela tiene grandes reservas energéticas: gas, electricidad, carbón… y otros productos que dan esperanza a la economía de Venezuela.

En el gobierno de Rómulo Betancourt se volvió a insistir en la programación de la Reforma Agraria, cuyos antecedentes se establecieron en los programas económicos del Gobierno Revolucionario surgido del 18 de octubre de 1945.

El 5 de marzo de 1960 entró en vigencia esta importantísima Ley que tiene como objetivo fundamental:

“La transformación de, la estructura agraria de Venezuela y la incorporación de su población rural a los programas del desarrollo social y político de la. Nación, mediante la sustitución del sistema latifundista por un sistema justo de propiedad tenencia y explotación de la tierra”.

El organismo encargado de la ejecución y desarrollo de las políticas contempladas en la Ley de Reforma Agraria es el Instituto Agraria Nacional -IAN- y cuenta con la cooperación de otras instituciones en lo referente a programas crediticios, vialidad, sanidad, etc.

La Reforma Agraria, que en su primera etapa se caracterizó por la afectación de tierras, desde 1964 está dándole mayor jerarquía e importancia a la consolidación física y agroeconómica, proyectándose en los últimos años a la reivindicación social del campesino.

Sin embargo, aún no se ha resuelto el problema de la tenencia de la tierra, así como la presencia del latifundio. Al menos así lo revela el Censo Agropecuario de 1990, al presentar que la situación de la tenencia de la tierra era muy parecida a la realidad reflejada en 1961, lo que demostró que ese sector no tuvo grandes cambios en su estructura, ni siquiera con la Reforma Agraria.

El Proceso de dotación de tierras en Venezuela se ha hecho a expensas de las tierras públicas en más de un 75%, lo que ha variado muy poco hasta la actualidad. Pero se siguen haciendo esfuerzos para extender la Reforma Agraria hasta los grandes latifundios improductivos y desde 1976 se empezó ese trabajo que afectó a varias fincas de inmenso territorio ubicadas en Cojedes y Barinas.

La producción agrícola y ganadera actual, no ha cambiado mucho en los últimos años. El gráfico que se presenta nos da una idea clara de la producción en estos rubios: muy pocas toneladas de producción agrícola, apenas si sobresalen los cereales, y aceptable producción ganadera, sobre todo en el campo “bovino”.

Sabemos que algunas zonas de Venezuela son muy propicias para el cultivo de algunos productos agrícolas: arroz (arroz de tierras de secado en período de lluvias y arroz de verano o debajo riego), sorgo con una buena cantidad de áreas cosechadas y una producción aceptable para el campo venezolano.

Fue elaborada dentro de la Ley Habilitante y promulgada el 10 de diciembre del año 2001. Con esta Ley desaparece el Instituto Agrario Nacional y se crea el Instituto Nacional de Tierras.

Desaparecen los grandes latifundios y se incorpora al sector agrícola al proceso de producción. Con esta Ley deja de ejercer la Ley de la Reforma Agraria.

Se crea el Registro Agrario, como oficina dependiente del I.N.T. y se elaboran normas para una mejor producción.

Junto con eI I.N.T. se crea el Instituto Nacional de Desarrollo Rural, para contribuir con el desarrollo rural integral del sector agrícola.

Son aquellas que proveen de materias primas al conjunto de industrias que se especializan en transformar esas materias en diversidad de artículos, con que se atienden los requerimientos del mercado. Ellos son base primera para el intercambio comercial, tanto nacional como internacionalmente:

  • Contribuyen a que se disminuya la vulnerabilidad de la actividad petrolera sobre otros sectores de la economía nacional.
  • Son fuerzas que ayudan a disminuir la dependencia extrema de nuestra economía.
  • Generan divisas, lo que significa para el Estado Venezolano un ahorro permanente.
  • Abren las posibilidades para que se opere un mayor volumen de inversiones en el país.
  • Con estas industrias se incentiva la creación de nuevas fábricas para la producción de artículos terminados e intermedios, lo que significa un marcado aumento en las fuentes de trabajo.
  • Promueven la oportunidad para la capacitación del trabajador.
  • Aportan la tecnología indispensable para aumentar la comercialización.