Barniz convencional o barniz de máquina

Dentro de la gama de barnices que existen en la industria de artes gráficas, el de máquina es uno de los que sigue teniendo amplia demanda.

Características

Hay dos tipos de barnices:

• El normal, que es base aceite, y el de base acrílico, los dos se pueden manejar en máquina como si fuera una tinta extra. La característica principal entre el acrílico y el de resina, es que el acrílico no amarillenta el impreso, su secado es mucho más rápido, ya que en un margen de una hora máximo se puede suajar o cortar, esa es la ventaja;

El de resina tiene un proceso de secado por medio de oxidación porque las impresiones están cristalizadas con la tinta, pero a final de cuentas este barniz tiende a amarillentar un poco. Por último, el acrílico tiene buena resistencia a la fricción, lo cual proporciona mejor desliz que un barniz de máquina normal.

Estos barnices se pueden aplicar a portadas de revistas, tanto en cartón, caples o en couché, pero el acrílico da la ventaja de un mejor terminado y mejor tersura a la hora de frotarlo al tacto. Ambos barnices dan buen colorido y destacan las selecciones de color.

El barniz de base acrílico se mete en una torre de barniz que se le llama extra, aunque hoy en día se puede manejar de manera normal en una máquina, ya sea en línea o directamente la impresión cuando está seca. Muchos equipos traen su torre de barniz, pero existen máquinas que son hechas especialmente para barnizar.

Ventajas

El barniz de base acrílico no va a dar el brillo de un UV, pero de alguna manera lo ha llegado a sustituir por una sencilla ventaja: que es completamente ecológico y el UV no. Esta característica le permite ser utilizado en todo el tipo de impresiones, incluso de uso alimenticio. Además, el secado rápido permite que pueda ser manejado en cualquier tipo de máquinas y de cualquier marca.

El barniz acrílico se puede manejar en cualquier tipo de sistema de impresión sin ningún problema, en offset da mucho mejor calidad y rapidez.

Problemas

El problema más común que cometen los impresores con el barniz a máquina es cuando se amarillenta y no se logra el brillo adecuado, a muchos les cuesta trabajo, hasta que se les brinda la asesoría adecuada y van tomando confianza.

Hay ciertos parámetros con los que se cuenta para lograr determinado brillo, desgraciadamente el problema se ocasiona cuando se empieza a pegar el barniz y no podemos igualarlo al UV.

Otro de los inconvenientes surgen cuando el cliente quiere hacer este tipo de barniz a registro, lo cual es imposible, ya que este barniz al ser base agua no puede ser a registro, tiene que ser parejo y muchos impresores lo tratan de hacer acondicionando los hules, pero es difícil lograr.

Recomendaciones

Para evitar contratiempos durante la aplicación del barniz de máquina se debe capacitar a quien realiza este proceso. El trabajo con la gente es una de las bases fundamentales para lograr impresos de mejor calidad.

Otro aspecto que se debe considerar es el dar cierto tipo de ajuste a la máquina para que no vaya a estar salpicando, por lo que se debe cortar el empaque del hule 3 centímetros al final de la impresión para que todo el barniz quede dentro de lo que es la hoja y no salpique. Además debemos contar con separadores en el depósito donde va el barniz para que en las áreas donde no imprime, que normalmente es en la orillas, no fluya el barniz.

Si se va a hacer la impresión de barniz para cajas no hay ningún problema con las cejas de pegue porque el barniz es base agua y los pegamentos para cajas y etiquetas también son base agua.

Tendencias

Actualmente, los barnices UV tienen un gran auge en el sector gráfico, muchas empresas adaptan alguna máquina que tienen para imprimir en UV, pero algo cierto es que día con día la demanda se enfoca hacia el barniz acrílico.

A corto plazo el barniz acrílico va a seguir dominando el mercado porque como mencionamos anteriormente; al ser base agua es un producto ecológico, no es contaminante y se puede manejar para el mercado alimenticio. Sin embargo, lo más importante es adaptarse a la necesidad del cliente hasta lograr el resultado que se desea.

Fuente: Apuntes de la materia de postprensa de la Universidad de Londres

Publicado en Postprensa

Suscríbete:

who's online