Eduard Benes

Político checoslovaco (Kozlany, Bohemia, 1884 – Sezimovo-Usti, 1948).

De origen modesto, se formó en Francia y forjó una ideología cercana a la socialdemocracia (desde 1920 presidiría el Partido Socialista Nacional).

Partidario de Masaryk, luchó por la independencia checa frente al Imperio Austro-Húngaro; en consecuencia, durante la Primera Guerra Mundial se pasó al bando aliado (1915) para luchar contra los dominadores de su país.

Al terminar la guerra y declararse la independencia de Checoslovaquia, formó parte de su primer gobierno provisional (1918); luego fue primer ministro en 1921-22; pero su dedicación principal fueron los Asuntos Exteriores, ministerio que ocupó desde 1919 hasta 1935.

Defendió un equilibrio internacional basado en el arbitraje pacífico, apoyando activamente la recién nacida Sociedad de Naciones, de la que fue elegido presidente en 1935.

La muerte de Masaryk en aquel mismo año le hizo sucederle como presidente de la República. La agresividad de la Alemania de Hitler, que arrebató a Checoslovaquia la región de los Sudetes ante la pasividad de las potencias occidentales (Acuerdos de Múnich, 1938) provocó la dimisión de Benes.

Cuando, en 1939, Alemania invadió Checoslovaquia, Benes tuvo que huir del país.

En 1941 se convirtió en presidente del gobierno checoslovaco exiliado en Londres. Símbolo de un Estado democrático, próspero, culto y tolerante, Benes regresó a Checoslovaquia tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial y fue inmediatamente elegido presidente (1945).

Pero, ante la creciente injerencia soviética (que llegó a imponerle un gobierno de mayoría comunista y a manipular las elecciones) dimitió en 1948.