Hernando Téllez

(Santafé de Bogotá, 1908 – 1966) Escritor y periodista colombiano.

Ya desde muy joven mostró sus dotes de periodista, como colaborador de la revista Universidad que dirigía Germán Arciniegas, y como asistente de Enrique Santos en El Tiempo.

También fue subdirector de El Liberal y director de la revista Semana. Durante el período compendido entre los años 1943 y 1944 fue cónsul de Colombia en Marsella y senador de la República, pero destacó sobre todo por ser uno de los escritores más completos de su época (fue traductor, comentarista, cuentista, ensayista y crítico literario).

En su extensa obra ensayística trató temas de literatura, sociedad, política y vida cotidiana. Téllez fue un poeta del ensayo, a la par que profundo; fue un gran artesano del idioma, maestro en un manejo sobrio y eficaz del lenguaje.

Fue un observador sensible de la vida cotidiana, un agudo crítico de la vida social y política del país, estudioso de los móviles ocultos de la violencia, y un narrador de cuentos conciso y diáfano, en los que bajo cada historia, aparentemente trivial, se encierran siempre las causas de los grandes conflictos sociales.

Junto con Jorge Zalamea, fue uno de los primeros escritores sobre la violencia colombiana; las obras que se refieren a este tema se inscriben en el período de 1946 y 1953, durante los gobiernos conservadores de Mariano Ospina y Laureano Gómez. Sus escritos se encuentran reunidos en varios volúmenes, entre los que destacan Inquietud del mundo (1943), Bagatela (1944), Luces en el bosque (1946, probablemente su más hermoso libro; está dividido en “Teorías”, “Pecados” y “Bagatelas”), Diario (1946), Literatura (1951) y Literatura y sociedad (1956). Escribió, además, el libro de cuentos Cenizas para el viento y otras historias.