Biosíntesis de proteínas

La síntesis de proteínas a partir de sus sillares, los aminoácidos, es el más importante de los procesos metabólicos y en el intervienen los ácidos nucleicos (ADN y ARN). Las fábricas de las cadenas polipeptídicas que formarán las macromoléculas proteicas son los ribosomas; el ADN transmite al ARN mediante el código genético la secuencia con que este último debe ordenar los aminoácidos para construir las moléculas proteicas, que son exclusivas de cada especie.

Cada aminoácido está codificado de forma específica por una secuencia de tres nucleótidos adyacentes que recibe el nombre de codón, llamándose código genético al conjunto de correspondencias entre codones del ADN y los aminoácidos de las proteínas.

Dicho de otro modo, el código genético dirige la inserción de los aminoácidos en el orden de sucesión apropiado a medida que se va fabricando la cadena polipeptídica a base de grupos de tres bases (tripletes).

La clave del código sólo es capaz de descifrarla el ARNt, que inicia el proceso de síntesis activando los aminoácidos de manera que cada aminoácido se une covalentemente a un ARNt específico a expensas de la energía del ATP.

A continuación, el ARNt del aminoácido iniciador se aparea con un codón específico del ARNm (portador del código que especifica el polipéptido que se va a sintetizar), que señala el comienzo de la cadena polipeptídica en el ribosoma.

Seguidamente son transportados y debidamente colocados los sucesivos aminoácidos por su correspondiente ARNt, que aparea sus bases respondiendo a un codón especifico del ARNm.

Una vez terminada la cadena se libera del ribosoma y adquiere su estructura tridimensional mediante plegamiento para adoptar la forma biológicamente activa, sufriendo además otras transformaciones.

Publicado en Ciencias naturales y física