Cálculo del regulador

El primer paso consistirá en definir el tipo de regulador, bien sea serie o paralelo, y una vez definido este punto, se calculará el número de paneles que se han de acoplar con cada elemento de regulación.

Si la instalación es reducida, todos los paneles estarán normalmente conectados a un solo regulador, pero en caso contrario se deberán hacer grupos de módulos, cada uno con su regulador, conectando todas las salidas al mismo acumulador.

Como ejemplo, vamos a suponer que se dispone de un grupo de 20 módulos de 2.5 A de producción máxima y unos reguladores capaces de aguantar 30 A, siendo la instalación de 12 V nominales.

La producción máxima de todos los paneles sería de: 2.5 A x 20 = 50 A

por lo tanto, el número de reguladores será de: 50 A /30 A = 1.6  2 reguladores

La distribución quedaría entonces en dos grupos de 10 paneles en paralelo, cada uno manejado por un regulador, tal y como se puede ver en el esquema de la figura.

Paneles en paralelo

No resulta nunca conveniente apurar al máximo la potencia del regulador, puesto que de producirse una variación en la salida de todos o alguno de los módulos que componen el subconjunto, podría superarse la potencia máxima y hacer peligrar la fiabilidad de su funcionamiento.

Pensemos también que las salidas máximas de los módulos están dadas a 100 mW /cm2, y cualquier variación de radiación (instalaciones en montañas, reflejo del contorno), se traduciría en un aumento de la potencia producida, pudiendo ocurrir que el regulador sobrepase su potencia nominal, con el consiguiente peligro de avería.

Es recomendable, por lo tanto, dejar un cierto margen de seguridad entre la potencia máxima producida por los paneles y la potencia máxima del regulador. Un 10% podría ser un buen margen para evitar posibles fallos en el sistema.

Hoy el mercado ofrece una amplia gama de reguladores estándar, que van desde unos pocos amperios hasta valores de 50 A o más. Por consiguiente, deberemos poner un solo regulador de carga que nos asegure una modulación de la carga única, con centralización de todas las alarmas (baja y alta tensión, etc.) que pueda traer dicho regulador de serie.

Fuente: Guía técnica de aplicación para instalaciones de energías renovables del Gobierno de Canarias

Publicado en Instalaciones fotovoltaicas

Suscríbete:

who's online