Calibración del monitor en modo manual

En el caso de Macintosh, se puede utilizar el procedimiento de calibración que tiene el sistema: escoja un patrón gris neutro como color de fondo para el escritorio de la pantalla de su computadora, evite ponerla cerca de ventanas o fuentes de luz que reflejen o deslumbren en la pantalla o que cambien constantemente; si es necesario, puede poner una cubierta por la parte de arriba y en los laterales con una cartulina como toldo para evitar los reflejos. Siga los siguientes pasos:

1. Abra los paneles de control y encuentre monitores (ver manuales de Macintosh).

2. En la ventana de diálogo, localice color y haga clic en el botón calibrar.
3. Aparece la ventana Asistente de Calibración del Monitor, haga clic en la flecha.

4. Aparece Ajustes del Monitor. Siga las instrucciones para ajustar el brillo y el contraste.

5. Haga clic en la flecha para pasar a la ventana siguiente, Determinar Gamma del Monitor.

6. Mueva los controles deslizables hasta que las manzanas del centro de los tres cuadrados desaparezcan al máximo. Hacer clic.

7. Pase a Selecciona el Gamma Meta; de preferencia seleccione el gama 1.8. Clic.

8. Seleccione Características del Monitor. Si su monitor aparece en la lista o sabe cuál escoger, escójalo; si no, seleccione unas características genéricas. Clic.

9. Pase a Seleccione el Blanco Meta; si no sabe cuál seleccionar, la opción 6500oK o D65 es una buena opción. Clic. Ahora dé nombre a el perfil de color que acaba de crear, mismo que será usado de forma predeterminada en su computadora para desplegar las imágenes.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online