Cambio en el capital de trabajo neto

Al calcular la inversión inicial, se toma en cuenta cualquier cambio del capital de trabajo neto atribuible al activo nuevo.

Ahora, cuando se calcula el flujo de efectivo terminal, el cambio del capital de trabajo neto refleja el regreso a su estado original de cualquier inversión de capital de trabajo neto.

Regularmente, este flujo se presentará como una entrada de efectivo, debido a la reducción del capital de trabajo neto; con la terminación del proyecto, se supone que finaliza la necesidad del incremento de la inversión del capital de trabajo neto.

Como la inversión del capital de trabajo neto no se ha agotado en ningún modo, la cantidad recuperada al término igualará a la cantidad obtenida en el cálculo de la inversión inicial; las consideraciones fiscales no participan.

Desde luego, en ocasiones, la inversión propuesta no cambiará el capital de trabajo neto y, por tanto, no formará parte del análisis.

Es obvio que el cálculo del flujo de efectivo terminal emplea los mismos procedimientos que los utilizados para conocer la inversión inicial.

El ejemplo siguiente calcula el flujo de efectivo terminal para una decisión de reemplazo.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online