Cantidad a Producir

La estimación de la demanda potencial para el siguiente periodo de actividad mercantil no siempre obligará a que la empresa cubra la plenitud de la demanda calculada, ya que la capacidad de producción instalada puede ser una limitante.

Dentro de la capacidad de producción existen varios tipos.

  • ociosa. Falta temporal del uso de las instalaciones.
  • excesiva o instalada, además de ser desaprovechada. Instalaciones no necesarias.
  • teórica, ideal, instalada aprovechada. Se opera a máxima eficiencia usando el 100% de capacidad.
  • práctica. No se considera el tiempo ocioso.
  • normal. Incluye la consideración del tiempo ocioso.
  • real esperada. Satisface la demanda de ventas.

Si las ventas estimadas en unidades superan el volumen máximo de producción estimado para jornadas de trabajo expresadas en días y horas, la empresa tendrá que evaluar la conveniencia económica de equiparar la demanda y su oferta, mediante la exploración financiera de las opciones de subcontratación, adquisición de equipos, establecimiento de turnos adicionales u horas extras.

Capacidad de producción instalada-aprovechada

Capacidad de producción instalada-aprovechada

En los días no laborales se contemplarán solo los sábados y/o domingos. En el caso de días festivos se tiene contemplado los de la Ley Federal del Trabajo. En el caso de otros días será los que considere la empresa ya sea para mantenimiento, inventarios o días de asueto por contrato laboral.

Con la capacidad de producción, del estudio de mercado y de la capacidad de producción con que contamos podemos establecer un plan productivo óptimo para cubrir la demanda, ya sea adquiriendo componentes faltantes o implantando jornadas de trabajo adicionales.

La selección del plan será aquella que ocasione los menores costos al considerar:

  • Las variables de la plantilla laboral (salarios, contratación, capacitación, adiestramiento y despido).
  • La excesiva producción (costo del mantenimiento, tasa de rendimiento).
  • La producción deficitaria (demanda no satisfecha).
  • La instauración de jornadas de trabajo adicionales para igualar las producciones requeridas y alcanzadas con un número insuficiente de operarios (costos de horas extras y turnos sumados al final).

A continuación se muestran algunas de las alternativas que contemplan los empresarios ante estas situaciones:

  • Fabricar según las necesidades exactas de producción.
  • Subcontratar o maquilar las diferencias entre la producción real y la calculada.
  • Acumular las existencias y cubrir el déficit con cargo a la producción del mes posterior.

Fuente: Apuntes de Costos y presupuestos de la FCA de la UNAM

Publicado en Costos y presupuestos

Suscríbete:

who's online