Clasificación de las redes

Las redes de punto a punto que implican la simple interconexión de dos equipos son relativamente simples de establecer, pueden emplear ya sea líneas digitales, líneas analógicas o módems. Siempre que los protocolos en ambos extremos del enlace concuerden, los equipos terminales de datos (ETD) dialogan fácilmente. En su forma más sencilla, una red de punto a punto se puede trabajar en el modo asíncrono, carácter por carácter.

Éste es un método común de conectar terminales remotas a una computadora. El empleo de esta sencilla técnica reduce considerablemente la complejidad y el costo del material y logística que se necesitan en las terminales (remotas) de computadora. Este tipo de conexión no concuerda con el ideal ISA, ya que sólo las terminales de computadora de este tipo de unos cuantos fabricantes se pueden usar con las computadoras de otros fabricantes; pero una de las desventajas del modelo ISA es el volumen de equipo y logística que se necesita en cada dispositivo de transmisión y recepción.

En una red de datos con conmutación de circuitos se establece una conexión sobre demanda entre dos clientes de una red telefónica, dicha conexión se establece durante el tiempo de la llamada y al finalizarla, se libera la conexión. El beneficio de estas redes radica en el gran rango de destinos disponible sobre diferentes llamadas y esto les da una utilidad muy importante en el envío de datos. Un ejemplo es la red de telex.

Una vez que se establece una conexión telex, se transmiten caracteres entre las dos terminales telex a la velocidad de línea de 50 baud, empleando el alfabeto IA2. Las conexiones en una red de datos con conmutación de circuitos se establecen de la misma manera que las conexiones telefónicas. Una vez establecida la conexión, los protocolos de datos en las dos terminales extremas controlan el flujo de datos a través de lo que es una conexión de punto a punto.

También es posible la conmutación a cierto rango de destinos mediante el empleo de una red telefónica ordinaria, un teléfono y un dispositivo conocido como acoplador acústico (que haría la función de módem, pero con tonos de sonido) y aunque pudiera ser más confiable el uso de un módem, el acoplador acústico puede ser más apropiado para ciertos clientes (móviles) con terminal portátil.

Una limitación de las redes con conmutación de circuitos (al ser empleadas para datos) es su inhabilidad para proporcionar conexiones con ancho de banda variable. Lo cual lleva al uso ineficiente de recursos cuando sólo se requiere un ancho de banda estrecho (o velocidad baja de bits). Inversamente, cuando se necesitan ráfagas cortas de ancho de banda grande pueden existir retardos en la transmisión de datos.

A principios de los años 70 apareció un método más eficiente de envío de datos, éste es la conmutación de paquetes. Se llama así porque todo el mensaje del usuario se descompone en cierto número de paquetes más pequeños, cada uno de los cuales se envía por separado. Cada paquete se rotula con la dirección de su destino, agregándose varios campos de control antes de ser enviado.

El extremo receptor re-ensambla los paquetes en el orden apropiado, con ayuda de los números de secuencia. Con una red de datos con conmutación de paquetes, el ancho de banda variable se hace posible porque las centrales (computadoras con gran capacidad de almacenamiento de datos y logística de gran riqueza) pueden operar en la modalidad de almacén y envío, enrutando cada paquete a través de la red en la forma más eficiente disponible en el momento; es decir que cada paquete, puede tomar diferente trayectoria a través de la red, inclusive, se mezclan con paquetes de otros mensajes formando lo que se conoce como “canal lógico o virtual”.

Los paquetes se insertan a través de las trayectorias individuales dentro de la red, de acuerdo con las condiciones prevalecientes de tráfico, la confiabilidad de error y la trayectoria más corta hacia el destino. Las rutas que se eligen se controlan mediante la logística (capa 3) del conmutador de paquetes, junto con información de enrutamiento preestablecida por el administrador de la red.

La conmutación de paquetes es confiable y eficiente en el empleo de enlaces y recursos de la red, por lo que su uso se ha incrementado y ha contribuido en gran manera a la eficiencia y flexibilidad de las redes de datos de área extensa; sin embargo; la conmutación de paquetes no resulta muy eficiente para redes de escala pequeña, por ejemplo, aquellas limitadas a enlazar computadoras personales casi idénticas dentro de una sola oficina; éste sería el dominio de un tipo de red alternativo conocido como red de área local, más conocida por sus siglas en inglés como LAN (Local Area Network), éstas son las redes que en los últimos años se han reconocido como el medio más importante de envío de datos entre diferentes máquinas dentro de una misma oficina o edificio porque están idealmente adaptadas para el transporte de datos a corta distancia.

Debido a sus limitadas dimensiones, son redes muy rápidas en las cuales cada estación se puede comunicar con el resto. Están restringidas en tamaño, lo cual significa que el tiempo de transmisión es mínimo. Además, simplifica la administración de la red. Suelen emplear tecnología de difusión mediante un cable sencillo (coaxial o UTP) al que están conectadas todas las máquinas. Operan a velocidades entre 10 y 100 Mbps.

Fuente: Informática I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Informática

Suscríbete:

who's online