¿Cómo lograr una buena impresión inicial?

Aun cuando el vendedor tenga preparada una magnífica presentación o conozca su producto con todo detalle, no podrá realizar una entrevista de venta con éxito, a menos que le cause una buena impresión inicial al posible cliente: éste debe sentir que vale la pena dedicarle un momento al vendedor. El posible cliente debe convencerse de que el vendedor es una persona inteligente, sincera y amigable. En otras palabras, el vendedor debe venderse a sí mismo, antes de esperar que pueda vender el producto.

Son tres los factores básicos que ayudan al vendedor a causar una buena impresión inicial:
1. Apariencia
2. Actitud
3. Conocimiento del producto

En los negocios el posible cliente empieza a juzgar al vendedor en el momento en que éste aparece ante él; si al posible cliente le agrada lo que ve, decidirá dedicarle al vendedor unos cuantos minutos para que le presente su asunto o la razón de su visita. Si el vendedor viste con buen gusto, está bien arreglado y mantiene una actitud amigable, lo más seguro es que influya favorablemente en el posible cliente. Si se trata de un posible cliente que se encuentra de compras en un gran almacén, lo más seguro es que se dirija a la persona de ventas que tenga la apariencia más atractiva y los modales más amables. 

Fuente: Apunte de la materia de Comercialización de la UNIDEG.

Publicado en Comercialización

Suscríbete:

who's online