Cómo realizar medidas con un micrómetro

Las mediciones efectuadas con un micrómetro, al igual que con una regla de acero, se pueden dividir en dos categorías: las directas y las indirectas. Las mediciones directas se hacen con el micrómetro exclusivamente; Las indirectas o de transferencia se llevan a cabo con una herramienta de medición de transferencia que se usa en conjunto con un micrómetro.

Al hacer mediciones directas con un micrómetro, recuérdense estos puntos:

1. Asegurarse que la pieza de trabajo esté limpia de rebabas y suciedad.

2. Asegurarse que el yunque y el eje estén limpios. El vástago del tamaño que se vaya a usar debe limpiarse antes de montarlo en el micrómetro.

3. Al apretar el micrómetro contra la pieza de trabajo, hay que utilizar el dedal de fricción o el trinquete de paro.

4. Asegurarse que el yunque y el eje se colocan en cuadratura con la pieza de trabajo. En caso necesario, mover el micrómetro para asegurar un buen contacto.

5. Una vez efectuada la medición, se debe apretar la tuerca de sujeción.

6. Para asegurarse que el dedal no se mueve, hay que quitar el micrómetro con todo cuidado.

7. Efectuar la lectura.

8. Repetir la medición con fines de verificación. Si las lecturas son iguales puede confiarse en la medición; si son diferentes, hay que volver a empezar, verificando cada paso del proceso y efectuar otra medición.

Lo más importante es tener la seguridad de que se tiene un contacto apropiado entre la pieza de trabajo y los puntos de contacto de la herramienta de medición.

El contacto incorrecto siempre da lugar a mediciones equivocadas.

Los contactos inexactos dan lugar a mediciones inexactas

Fuente: Apuntes de Metrología de la UNIDEG

Publicado en Metrología

Suscríbete:

who's online