Comunicación y cultura

El hombre ha tenido primero que resolver problemas útiles, éticos, económicos y sociales antes que hacer un alto en su camino y ver las cosas bajo la perspectiva estética.

Ciertas formas artísticas: literatura, música, teatro, arquitectura, etc., suponen un alto grado de desenvolvimiento cultural.

Cuando se transforman los conocimientos, cuando cambian las creencias del grupo social, ese modo de representación también cambia. Si el espacio plástico es producto de conductas y visiones del mundo de una sociedad, cuando esa sociedad se transforma, también cambia la noción de espacio.

El artista una vez que decide que va a ejecutar, selecciona unas cosas, destaca unas, diluye otras, preserva o rechaza valores, se muestra interesado en unos aspectos, combativo en otros y hasta indiferente, tanto del lado del artista como del contemplador.

Los factores, habilidades actitudes, conocimientos y sistema socio – cultural desempeñan un papel importante, se busca entonces el estilo que a veces se asimila a una conducta característica.

El movimiento general al que se ha asistido en el terreno de la actividad cognoscitiva, puede entenderse como la expresión de un conjunto de transformaciones socioculturales que afectan a la forma de hacer, la forma de vivir, la forma de sentir y la forma de pensar.

Cada sociedad engendra un tipo de saber ( o tipos de saber) en el que se expresan (conciente o inconscientemente) las estructuras, los valores y los proyectos de esa misma sociedad.

Cada sociedad, por emplear una expresión sencilla pero cómoda, tiene un estilo; y ese estilo se refleja en su concepción del conocimiento.

El antropólogo Claude Lévi-Straus comenta: “…ciertamente no se puede desinteresarse del arte, en primer lugar porque el arte es parte de la cultura, y tal vez por una razón más precisa aún: el arte constituye, en el grado más alto esa toma de posesión de la naturaleza por la cultura que es el tipo mismo de los fenómenos que estudian los etnólogos.”

Fuente: Apuntes de Semiótica de la U de Londres

Publicado en Semiótica

Suscríbete:

who's online