Controles en la alimentación

Para vigilar el cumplimiento de las reglamentaciones, así como el consumo de sustancias añadidas a los alimentos es necesario contar con medios de control apropiados. No siempre es este el caso: así, en ocasión de una encuesta que hemos hecho para la

Comisión de la CEE, hemos ensayado censar los laboratorios de control de 9 países miembros, capaces de investigar y determinar regularmente los aditivos que figuran en el proyecto de Directiva, en particular los emulgentes, espesantes y gelificantes.

El resultado de esta encuesta mostraba, con consternación, que para el control de la protección de los consumidores se contaba con medios que estaban muy lejos de poder efectuarlo de una manera satisfactoria.

Entre nosotros hemos comprobado, en 1980, el empleo de un conservador prohibido, del que ningún higienista saldría en su defensa, el ácido bórico para tratar los langostinos: si los controles hubieran sido estrictos —y por lo tanto efectivos— esta deplorable situación habría cesado hace tiempo.

Fuente: Análisis del proceso de los alimentos de la UNIDEG

Publicado en Análisis del proceso de los alimentos

Suscríbete:

who's online