Corte y confección

Las formas no son inmutables, por que la silueta femenina cambia con la moda por el uso de fajas y sostenes que la moldean de acuerdo con los dictados del momento, por eso es obligada una renovación de los maniquíes para que e stén al día en relación con la línea en boga.

Medidas

Estas son tomadas sobre la figura utilizando la cinta métrica y por este orden:

1. Cuello,
2. Desarrollo del pecho por el punto más saliente, pasando la cinta bajo los brazos,
3. Cintura,
4. Caderas,
5. Delantero, desde el escote al talle, pasando por el saliente del pecho,
6. Delantero total desde el cuello u hombro hasta el borde bajo de la falda,
7 y 8. Anchos entre las dos mangas por delantero y espalda,
9. Largo de espalda desde el escote al talle,
10. Largo de la falda,
11. Largo del brazo doblado, de hombro a muñeca pasando por el codo,
12. Largo de antebrazo (sangradura),
13. Contorno del brazo,
14. Contorno de la muñeca.

La figura humana tiene tres divisiones importantes o puntos principales que se desarrollan a nivel de pecho, cintura y cadera. Las líneas genéricas del cuerpo son curvas más o menos suaves, abiertas o cerradas de cavidad cóncav a o convexa; el arte de la buena confección consiste en obtener la forma de conjunto siguiendo las curvas y en rectificar en lo posible sus contornos para atenuar o corregir las imperfecciones.

Publicado en Antropometría

Suscríbete:

who's online