Costos hundidos y costos de oportunidad

Cuando se calculan los flujos de efectivo relevantes relacionados con un gasto de capital propuesto, es importante reconocer los costos hundidos y los costos de oportunidad.

Estos costos se manejan mal o se ignoran con facilidad, sobre todo al determinar los flujos de efectivo incrementales.

Los costos hundidos son desembolsos de efectivo que ya se realizaron (es decir, desembolsos pasados) y, tanto, no producen ningún efecto sobre los flujos de efectivo relevantes para la decisión actual.

Como resultado, los costos hundidos no deben incluirse en los flujos de efectivo incrementales de un proyecto.

Los costos de oportunidad son flujos de efectivo que podrían resultar del uso alternativo más adecuado de un activo que se posee; por tanto, representan flujos de efectivo que no se producen por el empleo de dicho activo en el proyecto propuesto.

Por este motivo, cualquier costo de oportunidad se debe incluir como una salida de efectivo al determinar los flujos de efectivo incrementales de un proyecto.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online