Cristalización y destilación

La cristalización es un método separativo utilizado para purificar sustancias basándose en la variación de la solubilidad con la temperatura. Para ello se disuelve la sustancia en un disolvente adecuado a elevada temperatura hasta tener una disolución prácticamente saturada. Al enfriarse ésta se obtiene una disolución saturada de la cual se va separando el exceso de sustancia que corresponde a la diferencia de solubilidad con la temperatura.

En cambio, las impurezas que acompañan a la sustancia se hallan presentes en mucha menor cantidad y no cristalizan por no llegar a saturar la disolución.

Si se desea obtener la sustancia con un mayor grado de pureza se pueden efectuar sucesivas recristalizaciones.

Otro método muy utilizado para separar disoluciones de sólidos en líquidos o de líquidos en líquidos es la destilación. Para ello se coloca la disolución cuyos componentes se quieren separar en un matraz hasta alcanzar la temperatura de ebullición del componente más volátil.

El vapor de dicho componente se vuelve líquido en el condensador y es recogido en un recipiente. El componente menos volátil queda en el matraz inicial.

Publicado en Ciencias naturales y física