Cuestionarios

Su contenido tiene por objeto descubrir hechos u opiniones y reunir datos objetivos y cuantificables. Por ello, deben estar compuestos por preguntas que tienden a aclarar el objetivo que persigue el diagnóstico.

Toda información obtenida a través de cuestionarios debe ser complementada y verificada por medio de otros instrumentos, tales como la entrevista directa.

Los cuestionarios son un recurso clásico que permite detectar los sentimientos, es decir aquello que está ubicado “debajo de la superficie” y que no es fácil de descubrir.

Desafortunadamente, los cuestionarios tradicionales suelen ser inoperantes para producir un cambio significativo dentro de las organizaciones, ya que no impulsan el involucramiento ni el diálogo, que son tan valiosos para cambiar sentimientos y mentalidades. La información obtenida mediante los cuestionarios tiende a ser encajonada, anónima, ambigua y a dar datos fríos.

Las respuestas pueden ser interesantes, pero carecen de efectividad. En los cuestionarios se pregunta lo “que el encuestador quiere saber” y no lo que las personas piensan que debería saber”; sin embargo el cuestionario puede ser útil cuando se elabora conjuntamente entre el gerente y los representantes de la población que desea sondear.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online