Cuidados durante el expulsivo en el parto

a) Valoración del progreso del parto

– Inicio del período expulsivo; la necesidad de pujar debe producirse cuando haya dilatación completa.
– Contracciones; son más duraderas (60 seg.), más fuertes y algo menos frecuentes.
– Descenso; con el descenso del feto la vejiga urinaria se ve empujada hacia el abdomen, el recto se aplasta contra el sacro y el periné se afina y se distiende.

b) Valoración del bienestar materno-fetal

Estado fetal, coloración del líquido amniótico.
Estado general de la mujer, control de constantes.
Preparación del material para el expulsivo.
Prevención de infección, asepsia para la madre y el feto.

El material ha de estar estéril y se ha de pincelar con solución antiséptica: la zona suprapúbica, la cara interna de los muslos, la vulva, el periné y el ano.

Pujos (“empujones”), normalmente están coordinados con las contracciones.
Posición, la mas frecuente es litotomía. Puede ser también en posición de semilitotomía, decúbito lateral, de pie, silla para nacimiento y cuclillas.

c) Asistencia al nacimiento, el niño se coloca en decúbito prono sobre el abdomen de la madre con la cabeza más baja que el cuerpo para que expulse las secreciones de la boca y la faringe.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online