Degradados

Los degradados suelen verse escalonados y cuando los tonos llegan a los porcentajes más bajos se da un salto muy brusco al 0%. Esto se debe a la ganancia de valor en el punto y a la pérdida de los porcentajes más bajos en la plancha del grabado.

Los degradados y las orillas desvanecidas no deben de ser menores al 4%. En flexografía suele perderse del 1 al 3%, en ocasiones hasta el 6%, dependiendo del tipo de cliché y de las condiciones del revelado.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online