Depredación en las plantas

Es una forma especial de relación entre especies y consecuencia de la  competencia por los  recursos tróficos; un  organismo se alimenta de  otro, capturándolo.  La naturaleza de la  depredación, la búsqueda y captura de la presa hace que sea un fenómeno casi exclusivo de los animales, pues hay pocas plantas que cubren sus necesidades energéticas y nutrientes de los animales que capturan.

La dependencia que hay en un ecosistema entre sus componentes alcanza la máxima expresión entre depredadores y sus presas.

A esta relación tan importante se dedicara un capítulo. Ahora estudiaremos la depredación en general

La depredación en las plantas

Las plantas carnívoras son en su mayoría angiospermas, y sus técnicas de “caza” son diferentes a las de los animales. No se habla en este caso de depredadores, sino de “cazadores”.

Usan trampas, como la atrapamoscas, cuyas hojas provistas de pelos táctiles se entrelazan cuando un insecto las roza, encerrándole y entonces la planta secreta sustancias digestivas.

Otras producen líquidos pegajosos, donde se adhieren las presas, o bien se cierran y súbitamente cuando un pequeño invertebrado se posa sobre ellas.