Determinación de humedad por secado en cápsula abierta

Se coloca una cápsula metálica de fondo plano y unos 7 cm. de diámetro (a) en una estufa (b) controlada termostáticamente a la temperatura de secado elegida, durante 20 minutos, después se enfría en un desecador y se pesa. Se pesa la cantidad conveniente de muestra (c) y se distribuye bien sobre el fondo de la cápsula.

Si la muestra tuviera mucha agua (d) se deseca parcialmente sobre un baño de agua, antes de colocarla en la estufa. Se transfiere directamente la cápsula que contiene la muestra a la estufa durante el oportuno tiempo de secado, y después se coloca en un desecador. Se pesa la cápsula inmediatamente después de que se enfríe (e). Para pesar hasta pesada constante, se vuelve a colocar en la estufa por intervalos de una o media hora.

Notas

(a) En algunos casos, puede añadirse arena a la cápsula para conseguir una mayor superficie de secado. También puede utilizarse un pisón (fig. 1.7) para facilitar la disgregación de la muestra.

Cápsula de humedades

(b) Es conveniente que la estufa disponga de un ventilador interno para conseguir una distribución uniforme de la temperatura y facilitar el secado. El ventilador debe desconectarse siempre que se abra la puerta.

(e) Salvo algunas excepciones (por ejemplo gelatina), las muestras sólidas deben pulverizarse finamente.

(d)A los alimentos como gelatina, jalea y compota, se añade agua después de pesar la muestra a fin de que se disuelva mientras está en el baño de agua y así obtener una película de secado más homogénea.

(e) El almacenamiento prolongado en la cápsula abierta de la muestra desecada, incluso dentro del desecador, puede producir un aumento de peso debido a la absorción de humedad. De ahí que las muestras secas no deben dejarse toda la noche en el desecador antes de pesarlas.

Fuente: Análisis del proceso de los alimentos de la UNIDEG

Publicado en Análisis del proceso de los alimentos

Suscríbete:

who's online