Determinación de los hechos para la calidad

La comprensión del estado verdadero de la calidad, es decir, la determinación de los hechos, depende de la recopilación, observación y atención cuidadosa de los mismos.

Los datos anteriores y actuales se deben reunir y analizar para establecer una información base para identificar el problema y generar ideas.

El primer paso en la recopilación de datos, que ayuda a la determinación de hechos, es elaborar definiciones operativas para todas las medidas de calidad que se reúnan.

Por ejemplo, ¿qué significa tener entrega puntual? ¿quiere decir a un día de la fecha prometida? ¿a una semana? ¿a una hora? ¿qué es un error? ¿hay información equivocada en una factura, un error tipográfico o ambas cosas? Es claro que un dato no tiene significado a menos que esté bien definido y se comprenda sin ambigüedades.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online