Determinación del nitrógeno total por el macro-método Kjeldahl

Reactivos especiales

Mezcla catalítica. Se mezclan íntimamente 400 g de sulfato sódico, 16 g de sulfato de cobre hidratado y 3 g de dióxido de selenio.

Indicador de rojo de metilo enmascarado. Se disuelven 0.016 g rojo de metilo y 0.083 g de verde de bromocresol en 100 ml de alcohol.

Procedimiento:

N.B. Se realiza por duplicado.

Se pesa (a) una cantidad conveniente (b) de la sustancia y se pasa (c) a un matraz de digestión Kjeldahl de 500-800 ml seco (fig. 1.14). Se añaden 8 g de mezcla catalítica y 20-25 ml de ácido sulfúrico concentrad o exento de nitrógeno (d) y se mezclan por agitación.

Se calienta el matraz provisto con un tapón de forma de pera suelto, en posición inclinada (e) en una vitrina de gases. Se calienta suavemente al principio y en cuanto no se formen espumas se aplica gradualmente más gas al mechero hasta que el líquido hierva moderadamente.

De vez en cuando se hace girar el matraz con el fin de recoger cualquier material carbonizado adherido a la pared. Una vez aclarado el líquido, se continúa cal entando durante una hora. Se deja enfriar el matraz (f). Se diluye la mezcla con no más de 200 ml de agua y se trasvasa todo al matraz de destilación de un litro (fig. 1.15).

Determinación del nitrógeno total por el macro-método Kjeldahl

Se lava con pequeños volúmenes de agua corriente hasta un volumen total de unos 400 ml. Se colocan en el matraz colector de 500 ml, 50 ml de disolución de ácido bórico al 2 % y unas gotas de indicador rojo de metilo enmascarado.

Se añade al matraz de destilación un trozo grande de granalla de zinc y se conecta el aparato al tubo de salida, el cual se introduce en la disolución de ácido bórico. Se comprueba que todas las juntas están bien ajustadas. Se añaden, a través del embudo de llave,75 ml de disolución de hidróxido sódico al 50 %, se cierra el embudo y se comprueba que el líquido está alcalino después de mezclado (g). Se hierve el líquido alcalino cuidando de que no se forme excesiva espuma en las primeras etapas y se destilan algo más de 30 0 ml (h). Se abre el embudo de llave antes de quitar la calefacción, se lava el tubo de salida en el colector y se valora el destilado frío con ácido sulfúrico 0.1 N. Debe hacerse un bla nco de cuando en cuando. Cuando se utilizan reactivos de calidad analítica, el blanco suele ser de 0.3 a 0.5 ml de ácido 0.1 N.

Notas

(a) La muestra, a no ser que el producto sea líquido, se pesa en un papel de filtro colocado sobre un vidrio de reloj, se enrolla papel y contenido y se deja caer direc-tamente al fondo del matraz. Un papel de filtro similar deberá emplearse para el blanco.

(b) Usar una cantidad tal de muestra que contenga 0.03-0.04 g de nitrógeno.

(c) Se procura que el producto no se adhiera al cuello del matraz.

(d) Con productos gruesos se necesitará más ácido, y en ese caso también habrá de utilizarse más álcali para la destilación.

(e) El matraz debe colocarse de forma que se pueda agitar con facilidad. Si no se dispone de soporte adecuado, se coloca el matraz sobre una placa de amianto con un orificio y el cuello se pasa a través de una anilla (no en una pinza) en la cual se apoya.

(f) Si la mezcla se deja reposar suele solidificarse. Esto se evita diluyendo cuidadosamente el líquido con un pequeño volumen de agua inmediatamente después de que enfríe.

(g) En general, la alcalinidad se comprueba porque el líquido pasa de azul claro a oscuro debido al efecto sobre el catalizador de cobre.

(h) Se comprueba que la velocidad de flujo del agua del refrigerante es suficiente para mantener frío el destilado.

Fuente: Análisis del proceso de los alimentos de la UNIDEG

Publicado en Análisis del proceso de los alimentos

Suscríbete:

who's online