Disyuntiva entre creación y adquisición de una empresa

La creación de una empresa

Obtener financiación frecuentemente es la labor más crítica y difícil cuando se empieza un negocio.

Los negocios frecuentemente inician con éxito tomando como base los ahorros personales del propietario o con dinero procedente del crédito obtenido en una póliza de seguros, finca u otros activos.

Pero muy pocos pueden sobrevivir con esta financiación, únicamente, en especial las compañías de éxito. Lo importante de esto, es que las personas nuevas no tienen una trayectoria que respalde su solicitud de fondos.

Para los que no tienen experiencia, la escasez de fondos puede pronosticar una visión relista de la situación. Los prestamistas pueden ser tremendamente pesimistas sobre las posibilidades de sobrevivir de las nuevas empresas.

La adquisición de una empresa

La compra de un negocio ya establecido puede convertirse en una forma fácil y ventajosa de entrar en el mundo de los negocios. Al hacerlo se pueden evitar algunos de los riesgos que se tienen cuando se empieza un nuevo negocio.

Por otra parte, si no se hace una investigación a fondo se puede terminar comprando los problemas de otro. La complejidad de información por recopilar depende del tamaño y la naturaleza de la empresa.

Hay que averiguar por qué el propietario actual está vendiendo: puede ser, la edad, la salud u otras razones independientes de los resultados económicos.

Pero si el propietario desea deshacerse del negocio porque está fracasando (lo cual no siempre se observa en los estados financieros). No se debe hacer cargo de los errores del propietario anterior.

Si el negocio está fallando, hay que investigar el efecto que haya tenido la mala administración. Si se pueden corregir los errores administrativos del pasado, quizá se tenga la oportunidad de comprar el negocio a precio de ocasión.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online