Economía en el uso del color

Ahora bien, tener tantos colores a su disposición no obliga a los diseñadores a usar una gran cantidad de ellos. Tienen mucho donde elegir, pero para cada proyecto, los profesionales suelen seleccionar una paleta limitada: una combinación de unos pocos colores que mantienen constantes en todo el trabajo, favoreciendo así la consistencia en el diseño general.

Una de las ventajas de utilizar una paleta limitada es el hecho de que resulta simple destacar elementos del diseño con una aplicación selectiva de un color determinado.

Resulta curioso que muchos diseños o pinturas que, a primera vista parecen tener colores vivos o intensos, de hecho están elaborados con una mayoría de colores neutros, y unos pocos toques de énfasis con colores más vibrantes.

Por ejemplo, un cuadro pintado en casi su totalidad a base de ocres, grises, blancos y negros, aparenta ser mucho más colorido con un ligero toque de colores más vivos, como naranja más azul celeste.

Fuente: Psicología del Color y la Forma de La Universidad de Londres

 

Publicado en Diseño gráfico

Suscríbete:

who's online