Educación para la salud a la embarazada y a su familia

Hábitos Higiénicos

1. Cuidados de la piel

El aseo es importante, ya que hay una trasudación excesiva. Higiene diaria o en días alternos.

Preferiblemente ducha, ya que si la mujer permanece mucho tiempo en la bañera se pueden producirse desvanecimientos, y deberá evitar temperaturas extremas.

No se bañará cuando hay rotura de membranas, cérvix permeable y/o metrorragias. Se usa jabón con pH 5,5, se utilizan cremas para evitar la aparición de estrías (mamas, abdomen, muslos y nalgas) y aún así no se garantiza la no aparición de éstas.

Las mujeres morenas de piel y pelo tienen más probabilidad de desarrollar estrías.

2. Cuidados de la boca

No están contraindicadas las visitas al dentista. En nuestro entorno hay una visita al odontólogo programada en el primer trimestre de la gestación.

No obstante la exposición a rayos X supone un peligro. El cepillado de dientes se hará con un cepillo de cerda suave para evitar el sangrado de las encías.

Cepillado tras cada comida por cambio de pH salivar durante el embarazo.

3. Cuidados de las mamas

La tendencia es que en el pecho, concretamente en el pezón no se usen soluciones jabonosas para su higiene porque reseca mucho y aparecen grietas.

Las duchas de agua fría endurecen el pezón y lo preparan para la lactancia. El secado del pezón se hará con una toalla con cierta aspereza y la sensación dolorosa no será tan grande.

Para favorecer su salida hacia fuera desde el 6º-7º mes de embarazo se pueden recomendar una serie de ejercicios con los dedos índice y pulgar, con movimientos circulares y hacia fuera (realizando tracciones suaves y repetidas).

Se realizan 3 veces al día durante 3 min., y estos ejercicios servirán para preparar el pecho para la lactancia.

Se recomienda la protusión sobre todo para pezones planos y umbilicados.

4. Vestido

Sujetador: deberá ser reampliable, que se pueda ir agrandando, el tirante deberá ser ancho para sostener bien el pecho, el pezón deberá estar a mitad de camino entre el hombro y el codo.

Ropa: holgada, cómoda y práctica. Deberá ser caída desde los hombros sin ataduras en la cintura, transpirable, ligera, cómoda y amplia.

No se deberán utilizar cinturones, calcetines apretados ni ligas ya que dificultan el retorno venoso.

Zapatos: el tacón alto no se debe utilizar. Debe ser de 2-3 cm. Tampoco debe ser muy plano ya que favorece el aplastamiento de la bóveda plantar, y mucho tacón agrava la curvatura dorsal y además, se evitan caídas, lesiones.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online