Ejecución de estándares y procedimientos

La ausencia de información indica una actividad incompleta, indicando posiblemente información realmente no requerida y de esta manera iniciando una revisión de la forma y el procedimiento asociado. Ya sea forzando la adherencia o cambios los estándares y procedimientos están ejecutándose a si mismos. A parte de la autoejecución inherente en estándares y procedimientos, hay una ejecución impuesta externamente, la cual consiste de educación de personal, pruebas de estándares y procedimientos y monitoreos de los mismos.

Educación de personal. Un medio básico para la ejecución de estándares y procedimientos es el hacer consciente al personal del significado de los estándares y procedimientos y de los beneficios que recibe el personal. Puede ser acordado y probado fácilmente al personal que los estándares y procedimientos hacen el procesamiento más eficiente y confiable, pero puede no aparentar a ellos que su confianza mejorará, que la confusión, frustración y crítica serán minimizados. Estos es lo que resulta y debería ser acordado. Cuando el personal entienda y crea en el valor de estándares y procedimientos, la ejecución se vuelve relativamente fácil. Si, sin embargo el personal permanece sin convencer, la ejecución debe ser atendida activamente y se hace una tarea más difícil en vez de una sencilla.

Prueba de estándares y procedimientos. El método más dramático es la prueba actual de estándares y procedimientos, algunas veces referenciadas como “simulacro de incendio (fire drills)”. Esto implica la ruptura periódica del procesamiento (preferiblemente sin ningún aviso) y requiere que el personal siga los planes alternos de contingencia. Estos ejercicios permiten observar como el personal se ajusta a emergencia menores, tal como el mal funcionamiento de equipo y situaciones de desastre, tal como un apagón completo del centro de datos. Las violaciones en los planes de contingencia pueden ser observadas.

Monitoreo de estándares y procedimientos. La forma de prueba más ligera de estándares y procedimientos, la cual consiste de observaciones aleatorias ocasionales del procesamiento, es inadecuada y debería ser reemplazada por el monitoreo frecuente. Así de esta manera, el personal sabrá que el monitoreo es, en efecto, constante, y si por ninguna otra razón, se adherirá a los estándares y procedimientos. La responsabilidad para este monitoreo puede ser asignada a una persona, en una base de tiempo compartido en instalaciones pequeñas, o a un equipo, lo cual es definitivamente deseable en instalaciones muy grandes. Esta persona o equipo someten un reporte a la administración sobre las desviaciones encontradas; el reporte puede ser en realidad una forma, haciendo los resultados tan comprensivos como se desea, consistente en lo que es incluido y fácil de preparar y referenciar.

Cuando se hacen notar desviaciones en el reporte, deben incluirse también las causas y correcciones recomendadas. Las correcciones pueden consistir de educación adicional para el personal, condenación severa o reevaluación de los estándares y procedimientos y cómo están documentados. Cuando el violador es del departamento de usuarios, puede ser necesario el corregir la situación a través de la ejecución de la administración de usuario, posiblemente por el comité del Centro de Cómputo.

Fuente: Apunte Administración de servicios de cómputo del Instituto tecnológico de la Paz

Publicado en Administración de los servicios de cómputo

Suscríbete:

who's online