El manejo de la motivación en los grupos dentro de la organización

El hombre por naturaleza es un ser eminentemente social que tiende a relacionarse con otras personas estableciendo grupos en la escuela, en la zona donde vive y por supuesto en el trabajo.

Los grupos son espacios donde interactúan dos o más personas que trazan objetivos particulares.

Se denominan grupos formales a aquellos que se forman dentro de un empleo con trabajos específicos a realizar y grupos informales al grupo de amigos por ejemplo con quienes se socializa en la escuela a quienes nos liga el hecho de tener cosas afines.

El comportamiento de los grupos es un problema que los gerentes han buscado estudiar. Se ha establecido una serie de pasos donde se explica el desarrollo del grupo.

Así es que primero se tiene la formación, la tormenta (situación de conflicto debido a las restricciones de cada grupo), la normatividad (cuando se establecen correctamente las formas de actuar dentro de este conjunto), el desempeño (es cuando se realiza el objetivo), y en algunos casos está el movimiento (que se refiere al deber estar conscientes de que el grupo pueda deshacerse ya que el objetivo principal ha sido resuelto y resulta poco llamativo para los demás).

En la formación de un grupo de trabajo se ven involucrados aspectos como el de la estrategia de la organización para el logro de las metas deseadas.

La forma en que los jefes están informados acerca del acercamiento en el logro de los objetivos por el cual el grupo fue formado.

Los tipos de procedimientos, normas reglas y políticas que la empresa crea para que el comportamiento de los empleados sea la más homogénea, tienen también mucho que ver los recursos de que la empresa disponga para facilitar o complicar el logro de resultados.

Pero no todo está en el grupo sino también en la empresa para que escoja los mejores recursos humanos que cumplan el reto de lograr objetivos puesto que la formación de un grupo es un subsistema dentro de un sistema establecido.

Los grupos en cuestión de tamaño también son afectados. No es lo mismo un grupo de 3 personas entre las cuales quizá existe mayor comunicación y acercamiento entre los individuos, sin embargo sus limitaciones y la fuerza real que tienen no es tan grande.

En cambio un grupo de 15 personas puede lograr un buen desempeño si logra establecer una serie de divisiones que le permitan obtener resultados de forma más eficiente, aunque se puede caer en que sólo algunas de esas personas tengan un rol de mando y otras se vean como parte de un grupo donde no trabajan.

Cuando un individuo se establece en un grupo donde socializa, confronta sus diferencias y a veces deja de lado sus propios intereses buscando uno común.

El trabajo de los gerentes no termina cuando un grupo es capaz de interactuar bien y de ser maduros con las responsabilidades porque si los dejan se pueden volver complacientes.

Por ello debe seguir asesorándolos, guiando de vez en cuando, buscar que se desarrollen más y que busquen el cumplimiento de objetivos más altos, remunerándolos de otra forma para que el grupo siga respondiendo.

Los hombres trabajan porque se sienten bien con sus compañeros de trabajo, con los supervisores y los jefes. El grupo de trabajo, que comienza siendo un medio para un fin, se convierte con el paso del tiempo en un fin en sí mismo.

La persona va a trabajar porque es importante estar en una compañía de sus colegas, haciendo lo mismo que ellos hacen, disfrutando de su mismo estatus, teniendo sus mismos intereses, actitudes y obligaciones.

El trabajo tiene un carácter social. En la mayor parte de los casos el trabajo se realiza en presencia de otras personas, sean compañeros o supervisores.

Inclusive los trabajos profesionales se tiene en cuenta al cliente, la reacción de la sociedad como un todo, y la reacción del grupo profesional con que uno se identifica.

Se ha encontrado que el principal factor en el trabajo es el aspecto social, término utilizado para referirse a los contactos realizados entre los trabajadores a causa de sus actividades de trabajo.

El segundo factor importante fue la relación del trabajador con su supervisor inmediato.

Es importante señalar que la satisfacción en el trabajo no proviene del contacto social en abstracto, sino de aquellas clases de contacto social, que están de acuerdo con los factores de personalidad de cada trabajador.

Para unos será la oportunidad de tener relaciones afectivas de carácter íntimo; para otros será la posibilidad de influir en las demás personas; para unos terceros, el gozar de la protección de los superiores.

Fuente: Apuntes de la materia Psicología del trabajo de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Psicología del trabajo

Suscríbete:

who's online