El poder

Un concepto muy ligado al de autoridad es el poder. Distinguir uno del otro es necesario toda vez que no significan lo mismo.

En tanto autoridad se puede definir como el poder formal que tiene una persona por su posición jerárquica en una organización, el poder, en cambio, es “la habilidad para hacer que los otros hagan lo que queremos que hagan”, es decir, es “la capacidad de una persona para influir en el comportamiento de los demás”.

El éxito o fracaso de una persona al utilizar o reaccionar frente al poder está determinado en gran medida por la comprensión del poder, conocer cómo y cuándo usarlo, y ser capaz de anticipar sus efectos”.

Así como a la autoridad se le reconocen diversos tipos, John French y Bertran Raven han sugerido cinco diferentes prototipos de poder:

Poder legitimado. Habilidad de una persona para influir sobre otra estando en una posición de mayor poder.

Poder de retribución o recompensa. Capacidad de una persona para recompensar el comportamiento de otros.

Poder coercitivo. Capacidad para conseguir la obediencia merced al temor o el castigo.

Poder experto. Influenciar a otros por los conocimientos, experiencia y competencia del líder

Poder referencial. Poder basado en carisma debido a la personalidad, conducta, cualidades personales admirables o excelente reputación.

Fuente: Apuntes de Administración V de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración avanzada

Suscríbete:

who's online