Elementos de la narración

En cualquier narración se distinguen los siguientes elementos: el narrador, los personajes, el marco o ambiente y la acción.

El narrador es quien cuenta el relato, pero no debe confundirse con el autor, quien lo idea, organiza y escribe. El narrador es alguien, real o imaginario, de quien se sirve el autor para contar el relato desde cierto punto de vista.

Cuando el narrador lo cuenta en primera persona, es uno de los personajes, frecuentemente el protagonista del mismo; cuando lo hace en tercera persona, se atiene a lo que sabe por haberlo visto y oído, pero sin haber participado en forma directa, aunque, a veces, lo interprete como un simple testigo.

Los personajes, entre los que destacan el protagonista o protagonistas, son los seres, humanos o antropomórficos (en el caso de animales o cosas que actúan como personas) a quienes les ocurren cosas, realizan otras, hablan, piensan y sienten; es decir, quienes viven los acontecimientos relatados. Los personajes provocan, en general, sentimientos de aceptación o rechazo en los lectores.

El marco o ambiente está constituido por el lugar y el tiempo en los que actúan los personajes. El lugar es un espacio geográfico y social, que puede variar en el transcurso del relato, al igual que el tiempo, que puede ser pasado o presente.

La acción está determinada por la serie de acontecimientos narrados, lo que hacen, dicen, piensan y sienten los personajes. Estos acontecimientos están organizados cronológicamente, aunque no coincidan con el orden en que sucedieron realmente o en el que el autor, según su interés expresivo, imagina que sucedieron.

A veces, entre ellos se intercalan otros acontecimientos secundarios. La acción se compone de introducción o presentación, nudo o desarrollo y desenlace.

La introducción o presentación plantea el problema que inicia la historia y, por lo general, sirve como presentación de los personajes y el marco o ambiente; el nudo o desarrollo constituye el grueso del relato y contiene los hechos que se narran, y el desenlace narra la solución del problema planteado en la presentación del relato.

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online