Engrapado

El engrapado consiste en coser (máquina cosedora), con hilo de alambre, un cierto número de hojas de papel, bien sea para realizar un bloque (talonarios) o para una publicación (revista), y servirá como sujeción para poder pasar las páginas sin que la revista se desmonte.

Existen dos tipos de engrapado:

A caballo. Este tipo de encuadernación es apta para documentos que no excedan de 96 páginas, es decir 24 hojas (también es importante considerar el grueso del papel). Se conoce como encuadernación a caballo porque el papel queda montado dentro de máquina cosedora con el lomo en el centro y los extremos colgando, como una similitud de la montura de una persona sobre un caballo.

Esta encuadernación se realiza con hilo o grapa y se debe considerar que, cuando se realiza, el papel se recorre hacia el centro, es decir, la hoja central del documento es más chica que la portada (este efecto debe ser medido y planeado para no cortar elementos del diseño en las esquinas, principalmente el folio de la página).

Engrapado

Engrapado en tandem. En este tipo de encuadernación unimos lateralmente por medio de una o varias grapas las diferentes hojas que forman parte de la pieza gráfica, las cuales generalmente estarán sueltas, a su cubierta o tapa.

Para cubrir dicha grapa o grapas se aplica una cenefa de un material diferente al que tiene la cubierta preferentemente autoadherible. (Ejemplo: blocks con talonario o chequeras)

Fuente: Apuntes de la materia de postprensa de la Universidad de Londres

Publicado en Postprensa

Suscríbete:

who's online