Evaluación de las pruebas de jurados de consumidores

Este método de hacer pruebas puede llevarse a cabo en un corto periodo de tiempo, que normalmente requiere menos de dos semanas para su terminación.

Puede llevarse a cabo a un costo relativamente bajo, dado que no requiere que se transmitan los comerciales en algún medio. A menudo los anuncios pueden ser preparados de manera informal, y a pesar de ello obtener los resultados que se desean.

No requiere de una muestra en particular grande y su tamaño normal va desde 50 hasta 200 personas. Esta prueba es relativamente fácil de llevarse a cabo. Puede usarse para comprobar una variedad de diferentes características o aspectos de los anuncios.

No existen “influencias externas” que distorsionen los resultados, tales como colocar un anuncio en el medio. Por lo general se le acredita el tener un valor real para separar los comerciales muy fuertes de aquellos que son débiles.

Se considera que es válida para determinar asuntos tales como si el anuncio es interesante al jurado, si el jurado cree lo que se asevera acerca del producto, o si el texto del anuncio estimula su deseo por el producto.

Existen varias críticas relacionadas con este método de prueba. La principal de ellas es que la prueba en conjunto es algo irreal por su naturaleza. El jurado no puede ser un posible cliente “normal”, sino que tiende a colocarse en el puesto de critico o experto.

No está mirando el comercial como lo haría en sus condiciones reales de vida. Si se le pregunta, “¿cuál anuncio atraería primero su atención en una revista?”, o “¿cuál anuncio le sugeriría más para comprar el producto?”, su respuesta es totalmente hipotética.

Algunos críticos de la prueba de jurados consumidores creen que los jurados tratan de agradar a la persona que está llevando a cabo la prueba, votan por los anuncios que ellos creen que les gustarían en vez de aquellos que en lo personal les gustan en realidad, prefieren anuncios que se asemejan a otros que han visto antes, y en raras ocasiones expresan su preferencia por anuncios basados en una presentación negativa o que contienen textos para ventas difíciles.

También, este método de prueba no indica si el anuncio seleccionado por el jurado como el mejor es en verdad bueno o eficiente (a menos que se incluyan anuncios controlados entre los que se están probando), y no existe indicación de superioridad relativa del anuncio preferido destacando sobre los demás (a menos que se utilice alguna técnica de escalas en el programa de pruebas.)

Publicado en Publicidad

Suscríbete:

who's online