Flujos de efectivo de expansión y flujos de efectivo de reemplazo

La determinación de los flujos de efectivo relevantes es útil y directa en el caso de las decisiones de expansión, pues la inversión inicial, las entradas de efectivo operativas y el flujo de efectivo terminal son simplemente la salida y las entradas de efectivo después de impuestos concernientes al desembolso propuesto.

La identificación de los flujos de efectivo relevantes para las decisiones de reemplazo es más complicada, ya que la empresa debe conocer la salida y las entradas de efectivo incrementales que resultan del reemplazo propuesto.

En este caso, la inversión inicial es la diferencia entre la inversión inicial necesaria para adquirir el nuevo activo y cualquier entrada de efectivo después de impuestos que se espera obtener en ese momento con la liquidación del activo que se reemplaza.

Las entradas de efectivo operativas son la diferencia entre las entradas de efectivo operativas del nuevo activo y las del activo que se reemplaza.

El flujo de efectivo terminal es la diferencia entre los flujos de efectivo después de impuestos que se esperan al agotarse los activos nuevos y los viejos.

Para ejemplificar, más adelante en este capítulo, se calculan estos flujos de efectivo para una decisión de reemplazo.

En realidad, las decisiones de preparación de presupuestos de capital pueden considerarse como decisiones de reemplazo.

Las decisiones de expansión se consideran decisiones de reemplazo cuando todos los flujos de efectivo que resultan del activo viejo son de cero.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online