Fondo de informes de la auditoria interna

Todo informe deberá tener las siguientes características:

Claridad: Debe contener información que se comprenda de manera fácil en una primera lectura

Precisión. Cada parte del informe deberá tratarse correctamente, con recomendaciones objetivas y lógicas.
– Concisión Cada idea debe expresarse con el menor número de palabras posibles, pero de forma completa

Sencillez: El autor del informe no deberá ser rebuscado, tanto en las ideas como en su redacción, pues el texto debe ser comprensible para cualquier persona.

Adecuado: Debe existir en el informe una actitud de lógica y armónica con el destinatario.
Cortés: Se debe utilizar un discurso en el que siempre prevalezca el tacto y la sutileza.
Originalidad: El autor del informe debe preocuparse por evitar automatismos, formulismos y frases rutinarias.

Es conveniente que desde que iniciemos nuestro trabajo establezcamos un marco de referencia y de preparación de lo que será nuestro informe.

También es importante señalar que el objetivo y alcance de la Auditoría es un aspecto relevante antes de iniciar la misma, pues es parte del marco de referencia.

Los hallazgos serán desarrollados, completados e insertados en las correspondientes secciones del informe, así como los comentarios de los auditados.

Es conveniente que los auditores redacten sus propios hallazgos, pero será necesaria siempre la supervisión de esto, así como la toma de decisiones para asegurarse de manera sólida del seguimiento de éstos hallazgos, así como de las discusiones de causas y efectos que podrían llevar consigo las recomendaciones efectuadas por el departamento de Auditoría Interna.

Fuente: Apuntes de Auditoria Interna de la FCA de la UNAM

Publicado en Auditoría interna

Suscríbete:

who's online