Fundamentos de la teoría de valor

La cadena de valor está integrada a un flujo más grande de actividades como las de los proveedores que más que ofrecer productos y servicios, forman parte del desempeño de la organización; con el tiempo, los productos llegan a la cadena de valor de los canales de distribución para formar parte finalmente de la cadena del cliente. A esto se le denomina sistema de valores.

La empresa es un conjunto de actividades cuyo fin va desde diseñar, fabricar, comercializar, entregar y apoyar su producto. La forma en que la organización realiza ese cúmulo de actividades, refleja su trayectoria, su estrategia, su enfoque en el establecimiento de su estrategia y la economía en que se basan dichas actividades.

La cadena de valor se compone de actividades primarias y de apoyo asimismo, esta cadena contiene el valor total y consta de actividades relacionadas con valores y de margen. Todas estas actividades son las estructuras mediante las cuales se crea un producto o servicio útil para los compradores. El margen representa la diferencia entre el valor total y costo de efectuarlas.

Toda actividad de valor utiliza insumos, recursos humanos, tecnología e información para cumplir su función. Las actividades primarias de valor intervienen el la creación física del producto, venta y transferencia al cliente y en la asistencia posterior a la venta. Así pues, las actividades de valor son las estructuras discretas de la ventaja competitiva. La forma adecuada de examinar la ventaja competitiva es mediante el análisis de la cadena de valor y no del valor agregado.

Las actividades de valor rara vez coinciden con las clasificaciones contables. En las actividades primarias clasificamos las categorías necesarias para competir en un sector industrial, mismas que pueden ser subdivididas en actividades definidas según la organización y que a continuación se detallan:

  • Logística de entrada. Actividades que se involucran en la recepción, almacenamiento y distribución de los insumos necesarios del producto.
  • Operaciones. Actividades que tienen que ver con la transformación del producto como maquinado, empaquetado, mantenimiento y realización de pruebas.
  • Logística de salida. Actividades que se relacionan con la obtención, almacenamiento y distribución del producto final, así como el procesamiento de pedidos y programaciones.
  • Mercadotecnia y ventas. Crea elementos suficientes para inducir al cliente la compra del producto por medio de publicidad, fuerza de ventas, cotizaciones, fijación de precio etc.

Según la naturaleza de la organización, dependerá la importancia de estas áreas, por ejemplo, para un restaurante, la operación es el área estratégica, en un banco, sería la mercadotecnia y las ventas. Las actividades de apoyo también se pueden subdividir en actividades según la empresa.

Fuente: Apuntes de Costos y presupuestos de la FCA de la UNAM

Publicado en Costos y presupuestos

Suscríbete:

who's online