Gerundismo

Formas rectificadas

Respecto de lo relacionado con todos ellos, nos convendrá dejarlos actuar libremente.

Muchos gerundios invaden la prosa habitual, unos buenos y otros malos. Cuando esos “verboides” -llamados así por no tener la fuerza activa de los verbos personales- exceden el límite de lo lícito, nace el decadente “gerundismo”, que tanto opaca la expresión.

Algunos ejemplos nos ilustrarán:

Formas con “gerundismo”

Encontrándose cansado y no teniendo refugio, se quedó pensando si ya estarían volviendo los compañeros que estaban luchando en el sur.

Le estoy enviando los datos solicitados, esperando que le lleguen a tiempo y confiando en su utilidad para la investigación que está realizando.

los rebaños estaban pastando en el valle, teniendo como custodias a hombres blancos e indígenas, que estaban haciendo turnos alternados. El sol iba declinando en el horizonte, como no queriendo participar más en la escena.

Formas rectificadas

Estaba cansado y no tenía refugio. Entonces pensó si ya volverían los compañeros que luchaban en el sur.

le envió los datos solicitados. Espero que le lleguen a tiempo y confío en su utilidad para la investigación que realiza.

Los rebaños pastaban en el valle. Hombres blancos e indígenas se turnaban alternadamente en la custodia. El sol declinaba en el horizonte, como si no quisiera participar más en la escena.

Es preciso evitar el abuso en el empleo de gerundios. Y también su uso incorrecto, principalmente cuando la expresión requiere cierto esmero formal.

Para facilitar el empleo adecuado, indicamos a continuación las normas elementales que rigen el uso M gerundio:

1. Referido a un verbo personal en calidad de complemento (con función adverbial), la acción M gerundio debe ser simultánea o anterior a la M verbo, pero nunca posterior:

Uso correcto: Sonreía mirando al niño. (Acción simultánea a sonreía)

Habiéndose despedido, salió. (Acción anterior a salió)

Uso incorrecto: Se hirió, muriendo horas después. (Acción posterior a hirió)

Rectificación: Se hirió, y murió después de unas horas.

2. Después del verbo estar, el gerundio expresa acción continuada, repetida o durativa. No corresponde emplearlo para actos instantáneos o de corta duración:

Uso correcto: Estaba disparando tiros. (Acción repetida) Está escribiendo un libro. (Acción durativa)
Uso incorrecto: Estaba disparando un tiro. (Acción instantánea)

Está escribiendo una letra. (Acción de corta duración)

Rectificación: Disparaba un tiro. Escribe una letra.

3. El gerundio no debe usarse como adjetivo, por su índole adverbial (son excepciones hirviendo y ardiendo):

Uso correcto: Trajo agua hirviendo. Divisamos un campo ardiendo.

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online