Horno de aire o crisol

Es el proceso más antiguo que existe en la fundición, también se le conoce como horno de aire. Este equipo se integra por un crisol de arcilla y grafito, los que son extremadamente frágiles, los crisoles se colocan dentro de un confinamiento que puede contener algún combustible sólido como carbón o los productos de la combustión.

Los crisoles son muy poco utilizados en la actualidad excepto para la fusión de metales no ferrosos, su capacidad fluctúa entre los 50 y 100 Kilogramos.

Hornos de crisol para metales no ferrosos

Hornos de crisol para metales no ferrosos

Hornos de crisol para metales no ferrosos

Hornos de crisol para metales no ferrosos

Fuente: Materia de Proceso de Manufactura de la Unideg

Publicado en Proceso de manufactura

Suscríbete:

who's online