Intervenciones de ensayos o encuestas de retroalimentación

1. Los miembros de la organización, incluyendo aquellos de la alta gerencia, deben estar involucrados en la planeación preliminar, usualmente con la asistencia de un consultor independiente externo.

2. Por lo general, el consultor externo analiza los datos encuestados, tabula los resultados, sugiere enfoques para llevar a cabo el diagnóstico, capacita al personal y frecuentemente provee ayuda para analizar los datos.

3. Si la información se remite al ejecutivo principal, se debe llevar a cabo una reunión con los subordinados inmediatos, lo más pronto posible, para revisar e interpretar los datos.

4. El resultado de las encuestas se debe dar a conocer a los niveles inferiores.

Los datos recabados constituyen el punto de partida para descubrir problemas y esclarecer las cuestiones que provocan conflictos entre el personal.

Se debe prestar especial atención a la importancia que tiene estimular el análisis y cerciorarse de que éste se centre en las cuestiones relacionadas con las respuestas obtenidas en el cuestionario, no en atacar a las personas.

En algunos casos un agente de cambio (consultor) asesora a los administradores sobre el significado de las respuestas e incluso indica pautas para dirigir a la familia organizacional durante el análisis grupal de los resultados.

Por último, el análisis grupal durante la retroalimentación por encuesta debe lograr que los participantes identifiquen las posibles implicaciones de los resultados del cuestionario.

¿Escuchan los participantes? ¿Generan nuevas ideas? ¿Es posible mejorar la toma de decisiones, las relaciones interpersonales y la distribución de los trabajos?

Se espera que las respuestas a preguntas como éstas impulsen al grupo a realizar las acciones tendientes a resolver los problemas identificados.

Fuente: Apunte de Desarrollo Organizacional de la UNIDEG

Publicado en Desarrollo organizacional

Suscríbete:

who's online