La mezcla de promoción

Es la combinación de ventas personales, publicidad, promoción de ventas y relaciones públicas para generar una estructura coordinada del mensaje estructurado.

Estos elementos básicos de la mezcla de promoción están presentes en casi todos los planes de mercadotecnia, además difieren en cuanto a la intención de su efecto, el tipo de contacto con el consumidor, y el elemento tiempo en la respuesta.

Ventas Personales. Son un contacto directo entre el mercado y el cliente potencial. Su objetivo es generar ventas inmediatas y sucesivas. Pueden ser: ventas de campo, ventas al detalle y ventas de puerta en puerta. Son muy útiles para las compañías de productos que requieren explicación, demostración y servicio.

Promoción de Ventas. Implica cualquier actividad que ofrezca un incentivo para inducir a una respuesta deseada por los vendedores, intermediarios, y/o clientes finales. Sus actividades agregan valor al producto porque ordinariamente los incentivos no acompañan al producto.

Publicidad. Consiste en cualquier forma de comunicación no personal a través de los medios masivos y acerca de un producto por un patrocinador identificado.

Relaciones Públicas. Son actividades dirigidas a fortalecer la imagen del mercadólogo y así generar buena voluntad. Buscan influir en las actitudes de la gente respecto a la compañía o al producto.

Fuente: Apuntes de Mercadotecnia y Publicidad de la Universidad de Londres

Publicado en Mercadotecnia y publicidad

Suscríbete:

who's online