La oración

Mediante la oración enunciamos un juicio (relación entre ideas): decimos algo de alguien o de algo. ¿De qué nos valemos para esto? De un conjunto de palabras con verbo en modo personal, expreso o tácito.

La diferencia fundamental entre los dos tipos de “conjuntos de palabras” que existen – la frase y la oración– radica en la condición de juicio que otorga a la segunda la presencia del verbo en modo personal de que carece la primera. Por eso se dice que Ia frase no tiene sentido completo, mientras que la oración sí”.

Ejemplos:

La tarde espléndida(frase)

¡Qué tarde espléndida! (oración con verbo tácito: es) La tarde es espléndida (oración con verbo expreso)

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online