La vocación científica

Escribe Juan Manuel Silva Camarena que el conocimiento es posible porque las cosas se dejan conocer pero al mismo tiempo se pregunta: “¿De dónde sale ese poder para que se pueda saber lo que las cosas son?” Responde que en las cosas hay disponibilidad de conocimiento, pero que eso no es lo único que basta.

Es cierto que vivimos rodeados de objetos y sujetos, pero no todos propician interrogantes en todos los sujetos. Cada individuo manifiesta su propio interés por determinados fenómenos.

Cada uno de los seres humanos tiene la capacidad de cuestionar, interrogar e indagar por lo que le interesa. Es una cualidad de la razón humana. Tenemos la capacidad de conocer y de ella se puede originar la vocación por sistematizar, ordenar y jerarquizar los conocimientos.

Fuente: Teoría del conocimiento de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Teoría del conocimiento

Suscríbete:

who's online