Las necesidades nunca se satisfacen por completo

La mayoría de las necesidades humanas nunca se satisfacen por completo o permanentemente. Por ejemplo, la gente tiene hambre a intervalos regulares y necesita satisfacerla.

Es común que la mayoría de las personas busque compañía y aprobación de otros para satisfacer sus necesidades sociales. Inclusive necesidades psicológicas más complejas rara vez se satisfacen.

Por ejemplo, una persona puede satisfacer parcial o temporalmente una necesidad de poder trabajando con auxiliar del director general de una empresa que pertenece a la lista de 500 de Fortune, pero esta pequeña prueba de poder puede no satisfacer lo suficiente su necesidad, por lo que podría luchar por alcanzar su propia posición de toma de decisiones dentro de la empresa.

En este caso, la realización temporal de una meta no satisface por completo la necesidad de poder, y el individuo se mantiene en la lucha para satisfacer esa necesidad de una manera más completa.

Fuente: Apunte de la materia Psicología del Consumidor de la Unideg

Publicado en Psicología del consumidor

Suscríbete:

who's online